Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Agentes Inmobiliarios
Fuente: La Oficina del Procurador General


Si usted planea adquirir o vender su hogar, casa de campo o condominio, es posible que requiera de los servicios de un agente inmobiliario. Si bien no hay una disposición legal que así lo determine, muchos consumidores lo hacen. Los agentes inmobiliarios y vendedores de propiedades deben obtener una licencia del estado de la Florida. Antes de seleccionar un agente, tenga en cuenta lo siguiente.

Vendiendo su hogar a través de un agente

Entreviste a varios agentes y formule las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son los precios de propiedades similares?
  2. ¿Cuál sería un precio apropiado para pedir por mi propiedad?
  3. ¿Cuál es su comisión?, ¿Cómo variará su comisión en el caso de que yo encuentre un comprador, de que no haya necesidad de partir la comisión, o de que usted no logre vender mi propiedad dentro de un período especificado?
  4. ¿Cuánto tiempo estima usted que tardará la venta de mi propiedad?
  5. ¿Qué medidas tomará para publicitar mi hogar?
  6. ¿Ingresará mi hogar al Servicio de Listado Múltiple (Multiple Listing Service) {MLS}?
  7. ¿Puede usted contactarme con clientes anteriores a modo de referencia?
  8. ¿Podría usted organizar una “Casa Abierta” (Open House)?

Dos contratos básicos que involucran los servicios de un agente inmobiliario
Antes de firmar cualquier contrato, asegúrese de comprender los términos y las condiciones. Si usted tiene dudas o inquietudes, consulte con un abogado.

Contrato de derecho exclusivo para la venta
El primer tipo de contrato es un contrato de derecho exclusivo para la venta. Al aceptar este contrato el propietario está obligado a pagar al agente una comisión, cuando llega un comprador. Usted deberá pagar la comisión del agente, incluso si encuentra un comprador por sus propios medios. La mayoría de los agentes prefieren este tipo de contrato. Si usted tiene noticias de alguien interesado en adquirir su propiedad, le conviene establecer una “cláusula de reserva” dentro del contrato. Esta “cláusula de reserva” le permitiría vender su hogar a este comprador sin tener que pagar la comisión.

Contrato de representación exclusiva
El segundo tipo de contrato es el de representación exclusiva. Este tipo de contrato no requiere del pago de una comisión en el caso de que usted localice un comprador por sus propios medios. Sin embargo, pueden existir restricciones para utilizar el MLS. Los agentes tienden a resistirse a este tipo de contratos, porque no es tan favorable para ellos como el anterior. En el caso de que acepten este contrato, es posible que usted no reciba el mejor servicio. Todos los contratos tienen una fecha de inicio y finalización. Si usted no vende su propiedad dentro de las fechas estipuladas por el contrato, usted puede elegir otro agente tras la finalización del contrato.

Adquiriendo una propiedad a través de un agente
Incluso los agentes inmobiliarios elegidos por usted para asistirlo en la compra de una propiedad pueden representar al comprador. De acuerdo con la mayoría de los Servicios de Listado Múltiple, un agente que asiste a un comprador a encontrar una propiedad, está en realidad actuando como agente, del agente del vendedor. Por lo tanto, ellos representan al vendedor y no al comprador. Antes de revelar información confidencial, (como su oferta tope), asegúrese de que el agente no comparta esa información con el vendedor. Existen otros agentes que solamente representen a los compradores, y comprometen su lealtad a ellos. Es posible que exista un cargo por este servicio, por sobre la comisión. Asegúrese de conocer sus obligaciones financieras frente al agente antes de firmar cualquier contrato.

Los agentes poseen licencias otorgadas por el estado
Si tiene dudas, alguna inquietud o problema con un agente o vendedor de propiedades, usted puede contactar a la Comisión de Bienes Raíces de la Florida (Florida Real Estate Commission) en el (407)245-0800. Ellos pueden proveer información sobre el estado de la licencia de un agente o vendedor de propiedades y también sobre acciones disciplinarias pasadas o actuales.