Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Curas de Fumar
Fuente: Oficina del Procurador General del Estado de Florida


Los fumadores que tienen el admirable objetivo de abandonar el hábito deben enfrentarse a una gran cantidad de estafadores que se aprovechan de quienes buscan una solución fácil para esta adicción. A continuación, brindamos información para evitar los programas que parecen “demasiado buenos para ser verdad”.

  • Algunos programas ofrecen tratamientos de hipnosis con la garantía de que dejará de fumar sin subir de peso. Las tasas de éxito publicadas son invariablemente más altas que el éxito real y, de hecho, sólo pueden generar testimonios como “¡Cada vez que fui, abandoné!”. Tenga cuidado con las garantías y las tasas de éxito exageradas.
  • Otro programa ofrecía un “parche para dejar de fumar” y dejaba implícito que el producto era igual a los parches recetados por los médicos. El parche resultó ser una etiqueta autoadhesiva que se ponía en la muñeca para recordarle a la persona que no debía fumar. No tenía ningún valor medicinal y se trataba simplemente de una técnica o herramienta para modificar la conducta, tergiversada como una cura más eficaz.
  • Las píldoras y los programas similares también son ineficaces, pero este tipo de estafa apela al deseo del fumador de encontrar una cura rápida. Todo producto que prometa una “cura milagrosa”, de “rápido efecto” o que asegure erradicar los deseos de fumar, es evidentemente demasiado bueno para ser verdad.