Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Estafas de facturación de Páginas Amarillas
Fuente: Oficina del Procurador General del Estado de Florida


Muchas pequeñas empresas de todo el país están recibiendo solicitaciones de dinero que aparentan ser facturas emitidas por las Páginas Amarillas locales. En realidad, las facturas son enviadas por compañías ubicadas normalmente fuera del estado, que publican un directorio con un número reducido de comercios y disponibilidad limitada. Muchos directorios no llegan a publicarse. Antes de pagar por una publicación en el directorio de las Páginas Amarillas, considere lo siguiente:

¿Por qué son confusas las facturas?
La mayoría de las facturas contienen el logotipo de los “dedos caminantes” y el nombre “Páginas Amarillas”. Los tribunales han dictaminado que cualquier empresa puede utilizar el logotipo de los “dedos caminantes” y la expresión “Páginas Amarillas”. La mayoría de los consumidores da por sentado que la factura proviene del directorio local de las Páginas Amarillas. Las facturas pueden incluir un número de consumidor, un representante del consumidor, y pueden requerir que el consumidor corrija toda información incorrecta en la factura. Esto tiene el objetivo de hacer creer al consumidor que ya hay una relación establecida con esta compañía. Muchas facturas contienen la leyenda “ESTO NO ES UNA FACTURA”. Sin embargo, el hecho de devolver el documento puede comprometer al consumidor a una facturación futura. Debe leer cuidadosamente toda la factura, incluido el dorso, donde encontrará todos los términos y condiciones.

¿Es una solicitación o una factura?
Si se trata de una solicitación, el consumidor no tiene obligación alguna. Si se trata de una solicitación, el Departamento Postal de los Estados Unidos requiere que esté presente el siguiente descargo de responsabilidad; búsquelo en la “factura”:

ESTO NO ES UNA FACTURA. ESTO ES UNA SOLICITACIÓN. USTED NO TIENE OBLIGACIÓN DE PAGAR EL MONTO DECLARADO MÁS ARRIBA A MENOS QUE ACEPTE ESTA OFERTA.

Obtenga la siguiente información de la compañía y su producto antes de responder:

  1. 1. Solicite una copia previa del directorio;
  2. 2. ¿Quién recibirá copias del directorio? Si el directorio sólo está disponible para los consumidores que pagan por publicitar, la utilidad del directorio puede ser mínima o inexistente. ¿Dónde se distribuirá el directorio? Un directorio estatal puede serle de muy poca utilidad o ninguna;
  3. 3. ¿Son gratuitos los directorios? Si hay un costo, ¿cuánto es? y,
  4. 4. Llame a sus Páginas Amarillas locales para saber si están asociadas en alguna forma con la compañía que envía la factura.

¡Investigue la Compañía!
Averigüe por cuánto tiempo ha estado en el negocio y obtenga información sobre sus éxitos y fracasos pasados. Llame a su Oficina de Buenas Prácticas Comerciales local y a agencias oficiales como la Oficina de Asuntos del Consumidor del Condado, la Oficina del Procurador General y la Comisión Federal de Comercio para determinar si hay algún reclamo o demanda pendiente. Si la compañía opera desde otro estado, puede llamar a las agencias y autoridades correspondientes al estado donde estén ubicadas las oficinas.