Protección al Consumidor

Cómo Protegerse: Avisos/Etiquetado de los Alimentos
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


Los consumidores son más conscientes que nunca en relación a los temas de salud. Las empresas han respondido a esta tendencia en aumento ofreciendo clases de alimentos "Light", "Bajos en Grasas" o "Bajos en Colesterol". Sin embargo esto no siempre garantiza que los alimentos sean "buenos para usted."

La Administración de Alimentos y Drogas
La Administración de Alimentos y Drogas ha adoptado pautas para el etiquetado de alimentos para ayudar a los consumidores a entender los ingredientes que contienen estos alimentos. Las etiquetas se basan en una dieta de 2.000 calorías. Se eligió este número por su "atractivo fácil de entender " y puede adaptarse fácilmente para satisfacer las necesidades de cada consumidor. Las etiquetas también ayudan a los consumidores a elegir alimentos que cumplen con la recomendación del Secretario de Salud de que no más del 30% de las calorías que uno ingiere en un día provengan de la grasa. A continuación hay términos y definiciones usados comúnmente:

"SIN GRASA"
Exige que los alimentos posean menos de 0,5 gramos de grasa por porción. "BAJO-EN GRASA" permite 3 gramos o menos por porción. "REDUCIDO EN GRASAS " exige que el alimento posea 25 por ciento menos de grasas que los alimentos de referencia. Por ejemplo, las "Galletitas Reducidas en Grasa " deben poseer 25 por ciento menos de grasa que las galletitas tradicionales.

"LIGHT"
Exige que el alimento contenga ya sea un tercio menos de calorías o la mitad de la grasa de los alimentos de referencia. Por ejemplo, las "Palomitas Light " deben tener 1/3 de calorías o 1/2 del contenido de grasa que las "Palomitas Tradicionales."

"CALORÍAS"
Para ser etiquetado como "Sin Calorías," el producto debe contener menos de 5 calorías por porción. "BAJO EN CALORÍAS " exige 40 o menos calorías por porción. "REDUCIDO EN CALORÍAS" indica que el producto posee al menos 25 por ciento menos de calorías que los alimentos de referencia. Conociendo estos datos, lea las etiquetas de los alimentos detenidamente y realice una decisión conciente.