About Identity Theft Crimes

¿Qué es el robo o falsificación de identidad?
El robo o falsificación de la identidad (el verdadero nombre es falsificación) es el hecho delictivo de tomar la identidad de la víctima con el propósito de obtener algún rédito, tarjetas de crédito bancarias o comerciales, extraer dinero de las cuentas de la víctima, sacar préstamos a nombre de la víctima, abrir cuentas con compañías de servicios, alquilar automóviles o viviendas, declarar la bancarrota y/o incluso obtener un empleo.

Los ladrones de identidad suelen robar miles de dólares a víctimas desprevenidas usando el propio nombre de la víctima sin que esta lo descubra hasta pasados meses y a veces años.

Recientemente, los ladrones de identidad han cometido faltas a nombre de víctimas desprevenidas, que van desde infracciones de tráfico hasta delitos graves.

¿Cómo sucede el robo de identidad?
Todo lo que se necesita es un poco de información, tal como su número de seguridad social, fecha de nacimiento, dirección, número telefónico o cualquier otra información que se pueda averiguar.

Provistos de estos datos personales, y posiblemente una licencia de conducir falsa con la foto del ladrón en lugar de la suya, el ladrón de identidad puede aplicar personalmente o por correo para recibir crédito instantáneo, haciéndose pasar por usted.

A menudo los ladrones de identidad proveen su propia dirección (sosteniendo haberse mudado), en un esfuerzo por prolongar el fraude. Las empresas de crédito negligentes, en su apuro por otorgar crédito, no verifican la información ni la dirección. De esta manera, una vez que el impostor abre la primera cuenta, puede usarla junto con el resto de la información personal, para reforzar su credibilidad y obtener aún más crédito a su nombre.

Estas acciones delictivas resultan en una proliferación del fraude, y el ladrón está camino a volverse rico arruinando su crédito y buen nombre.

¿De donde sale la información personal?
De varios lugares -su médico, contador, abogado, dentista, escuela, lugar de empleo, obra social, y muchos otros, manejan información personal.

Si una persona mal intencionada trabaja en alguno de estos lugares, (o está de paso), y decide usar o robar esta información para tomar su identidad, usted probablemente no lo descubra hasta que el daño esté hecho. Además, si esta información no es destruida mediante un triturador, una persona que busca documentos en la basura “dumpster-diver”, podría recuperar la información sin siquiera tener que entrar en ninguno de los lugares mencionados arriba.

Recuerde que no es necesario que usted pierda su billetera ni que le roben ningún objeto tangible para que su identidad sea robada.

Simplemente el hecho de no tomar la precaución de destruir su información confidencial, facturas de servicios, recibos de tarjeta de crédito, y otros documentos, permite que una persona que se introduzca en su basura, se apodere de su información personal más confidencial.

Además, si un ladrón de identidad obtuviera ilegalmente su informe de crédito, tendría toda la información necesaria para convertirse en usted.

Tenga en cuenta que gran parte de su información personal está disponible en Internet, e incluso en su dependencia local de tribunales mediante una solicitud de archivos públicos.

¿Qué puedo hacer?
El Centro de Respuesta y Recursos para el robo de Identidad de la Florida, (Identity Theft Resource and Response center) es buen lugar donde empezar. Este recurso provee información exhaustiva sobre la prevención del robo de identidad, como también una guía pormenorizada de los pasos a seguir para denunciar el delito y restaurar el crédito.

El Kit de la Víctima de Robo de la Identidad de la Florida provee todo desde las tres tarjetas de crédito principales, a declaraciones juradas estándar. El kit es una herramienta muy valiosa para las víctimas del robo de identidad de la Florida, y para aquellas personas fuera del estado, que hayan sido víctimas del uso fraudulento de su información personal dentro del estado de la Florida.