Ley del Limón

Consejo de Arbitraje de Florida de Vehículos Motorizados Nuevos Resúmenes de Casos

Este informe se puede descargar en el formato Adobe Acrobat.

INTRODUCCIÓN

La Ley del Limón de Florida ("Lemon Law"), Capítulo 681, Estatutos de Florida, le permite a los consumidores recibir el reemplazo de su vehículo motorizado o el reembolso completo del precio de compra cuando sus vehículos automotores nuevos o de demostración sufren repetidas reparaciones de garantía sin éxito por el mismo defecto o se encuentra constantemente en el taller para la reparación de uno o más defectos distintos. Los defectos deben impedir de manera sustancial el uso, valor o seguridad del vehículo, y deben serle informados primero al fabricante o su agente de servicio autorizado durante un período específico después de que el consumidor recibe la entrega. Si el fabricante no puede suministrar la reparación obligatoria, el consumidor puede llevar su queja a arbitraje ante el Consejo de Arbitraje del Vehículo Motorizado Nuevo creado dentro del Departamento de Asuntos Legales. El Consejo está integrado por miembros nombrados por el Procurador General para conducir las audiencias de arbitraje en todo el estado. El arbitraje es una propuesta de tipo “todo o nada” para el consumidor, a quien, o bien, le adjudicarán el reembolso o reemplazo, o le rechazarán su queja. La Sección 681.1095, Estatutos de Florida, exige que el Procurador General compile las estadísticas anuales de todas las disputas sometidas al consejo. La información en este informe proviene de los registros del Programa de Arbitraje de la Ley del Limón administrado por la Oficina del Procurador General. Este informe comprende las quejas aprobadas para arbitraje a partir del 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2005.

Las disputas son informadas por el fabricante. En los casos que involucran vehículos de conversión, una única queja puede significar múltiples fabricantes. En esas instancias, la aprobación de la queja para su arbitraje se le acredita a la "placa" del fabricante (el nombre del fabricante bajo el cual se vendió el vehículo). Cuando se informa el valor en dólares de los laudos arbítrales, se enumeran todos los fabricantes que el consejo encuentra responsables en cada caso; Sin embargo, la cantidad de dólares de la adjudicación por cada caso no se prorratea. Por ejemplo, si dos fabricantes fueran encontrados obligados a pagarle al consumidor el reembolso de $30.000 en un caso, en este informe se refleja sólo la suma total de la adjudicación junto con los nombres de los dos fabricantes responsables. La ley no le confiere al consejo la autoridad de prorratear las adjudicaciones en casos de fabricantes múltiples.