Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Servicios telefónicos con prefijo "800"
Fuente: Oficina del Procurador General del Estado de Florida


No todos los servicios telefónicos cuyo número empieza con 800 son gratuitos. Algunos permiten acceder a información o entretenimientos que tienen un costo. Estos números deben solicitarle que pague con tarjeta de crédito o deben coordinar con usted las condiciones de facturación antes de brindarle el servicio.

Puede llamar a un número con prefijo 800 y ser derivado o transferido a uno con prefijo 900 o 976 (pago por llamada) o a números internacionales que tienen prefijos como “011” o “809”. Esto es ilegal.

Bloquear las llamadas a números que empiezan con 900 o 976 no impedirá la realización de llamadas a números con prefijo 800 o números internacionales.

Antes de hacer los arreglos por adelantado para que le facturen un servicio telefónico con prefijo 800, asegúrese de que la compañía en cuestión le informe su nombre y domicilio, las tarifas y un número de identificación personal (PIN) para que usted pueda acceder al servicio.

Dígales a los niños de su casa que pidan permiso antes de llamar a números telefónicos que promocionan servicios por televisión o en medios gráficos.

Revise la factura de teléfono en busca de cargos por llamadas a números con prefijo 800. Si encuentra cargos por servicios no contratados, siga las instrucciones que figuran en la declaración de facturación para hacer un reclamo.

No permita que ningún servicio telefónico con prefijo 800 lo engañe para que cuelgue y acepte una llamada por cobrar.