Derechos Civiles

Reporte de Crímenes de Odio 1998

El reporte está disponible para descargar en formato Adobe Acrobat

Resumen del Ejecutivo

Este reporte de Crímenes de Odio en Florida de 1998, presentado conforme al acta de Cobertura de Crímenes de Odio de 1989 contiene datos reportados por oficinas policiales en todo Florida. Estas oficinas reportaron la ocurrencia de incidentes de crímenes de odio en 1998 bajo el sistema de información Cobertura Uniforme del Crimen (UCR), y este reporte está basado únicamente en la información provista a la FDLE por las oficinas informativas.

El reporte de 1998 incluye datos reportados por 63 oficinas participantes, un incremento del 37 por ciento desde 1997, cuando 46 oficinas reportaron crímenes de odio. En términos generales, solo el 15.8 por ciento de las 400 oficinas participantes reportaron crímenes de odio este año.

En 1997 se reportó un total de 160 crímenes de odio. En 1998, se reportaron 203 crímenes de odio, representando un incremento del 26.9 por ciento desde el año pasado. No obstante varios factores, incluyendo un número mayor de oficinas informativas, pueden haber contribuido al incremento del número de incidentes de crímenes de odio, ningún factor parece explicar el incremento. Una posible explicación del incremento es la disponibilidad de capacitación más especializada en la detección, identificación, investigación, y cobertura de crímenes motivados por el odio.

Desde 1994, la Oficina del Procurador General ha conducido seminarios de capacitación de crímenes de odio para agencias del estado y policiales en todo Florida. A la fecha, más de 2,200 miembros del personal de la policía de más de 50 jurisdicciones han recibido esta capacitación. Adicionalmente, esta oficina participó en 1998 en el desarrollo del programa de capacitación de crímenes de odio nacionales para agentes de policía locales y del estado. El desarrollo de este programa de estudios fue un esfuerzo conjunto del Departamento de Justicia de Estados Unidos, la Asociación Nacional de Procuradores Generales, la Asociación Internacional de Directores de Normas y Capacitación Policial, y el Centro de Capacitación Policial Federal del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Su propósito era tratar la necesidad de capacitación especializada en esta área. En 1998, los programas capacite-al-capacitador se presentaron en todo Estados Unidos. El programa de estudios y los programas capacite-al-capacitador enfatizaron la necesidad de añadir abogados y defensores de las víctimas al cuadro de personas que conducen estas capacitaciones de crímenes de odio. Este proceso ha mejorado el programa de capacitación y ha permitido tener lugar a más programas de capacitación.

Los 203 delitos de crímenes de odio reportados representan el comportamiento criminal que se ha definido, clasificado y codificado en los Estatutos de Florida. Los patrones de los móviles generales base de estos incidentes continúan concordando con los años anteriores. Por ejemplo, la raza sigue siendo el motivo más común para los crímenes de odio representando el 62.6 de los incidentes de 1998, comparados con el 70.6 por ciento en 1997. Los otros tipos de móviles incluidos en el reporte fueron: origen étnico 10.3, creencias religiosas 13.3 por ciento, y orientación sexual 13.8 por ciento. El número de crímenes de odio reportados aumentó para cada uno de estos tipos de móviles en 1998.

Los crímenes de odio están clasificados en dos tipos de delitos, crímenes contra las personas y crímenes contra la propiedad. Los crímenes contra las personas representaron el 62 por ciento de todos los crímenes de odio reportados en 1998, debajo del 74 por ciento durante 1997. Los crímenes contra la propiedad representaron el 38 por ciento de los crímenes de odio reportados en 1998, comparados con el 26 por ciento de 1997. Nuevamente, se debe tener cuidado en interpretar y en sacar conclusiones únicamente de la información contenida en este reporte. Es importante comentar que este reporte no incluye crímenes no reportados o crímenes que pueden estar relacionados con el odio pero que no están clasificados como tales por la agencia policial local.