Ley del Limón

Guía para el Cálculo de la Reparación por la Ley del Limón

Se brinda la siguiente información como recomendación para ayudar a los consumidores a calcular el monto que podría recuperar un consumidor si se le adjudica un vehículo de reemplazo o un reembolso de acuerdo con la Ley del Limón. La información que se brinda sirve exclusivamente como guía y no constituye garantía de que tenga derecho a un desagravio según la ley. El Consejo de Arbitraje de Vehículos Motorizados Nuevos determina en cada caso particular si el consumidor tiene derecho a una reparación según la Ley del Limón, y el monto correspondiente. Antes de la audiencia de arbitraje, el consumidor y el fabricante pueden acordar una reparación que puede ser igual o menor que lo calculado con esta guía. Ésta es sólo una guía y es posible que no pueda aplicarse a todas las situaciones.

EL CÁLCULO DE LA COMPENSACIÓN RAZONABLE POR EL USO: La Ley del Limón cobra al consumidor una compensación por el uso del vehículo que se basa en el millaje que el consumidor ha gastado con el vehículo a la fecha del acuerdo de conciliación o de una audiencia de arbitraje, la que ocurra primero. En el caso de adjudicación de un reembolso, al efectivo otorgado al consumidor se le descuenta el monto de la compensación. En el caso de que se haya adjudicado un vehículo de reemplazo, el consumidor deberá pagar la compensación al fabricante para obtener ese vehículo.

Fórmula: El precio de compra (descontando cualquier rebaja que el fabricante haya hecho al consumidor y excluyendo la deuda proveniente de cualquier otra transacción) (Observe que en caso de adquisición por arrendamiento, el precio de compra es el precio que el arrendador pagó por el vehículo) multiplicado por el Millaje atribuible al consumidor (descontado el millaje al momento de la entrega y otro millaje que no corresponda al consumidor) a la fecha del acuerdo o una audiencia de arbitraje, dividido por 120.000 (60.000 si se trata de un vehículo de recreación).

Entre los ejemplos de "otro millaje que no corresponde al consumidor" se encuentran, aunque no de manera excluyente, las pruebas de conducción realizadas por el técnico durante la reparación, por los fabricantes durante las inspecciones del vehículo previas al arbitraje, por inspectores independientes de los programas informales sobre arreglo de disputas auspiciados por el fabricante y el Consejo de Vehículos Motorizados Nuevos durante las audiencias de arbitraje organizadas por el estado, etc.

EJEMPLO: (V no R): Si su precio de compra fuera $24,000.00 y su millaje a la fecha pertinente fuera 20,000 millas, su compensación sería de $4,000.00.

EJEMPLO: (VR): Si su precio de compra fuera $50,000.00 y su millaje a la fecha pertinente fuera 10,000 millas, su compensación sería de $8,333.33.

SI ESTÁ TRATANDO DE OBTENER UN REEMBOLSO, su cálculo depende de si financió la compra, adquirió el vehículo por arrendamiento (leasing) o pagó en efectivo. A continuación trataremos cada una de estas condiciones.

SI FINANCIÓ LA COMPRA DE SU VEHÍCULO, solicitando un préstamo por todo o una parte del precio de compra, su institución financiera (por Ej. banco, cooperativa de crédito o compañía financiera) puede gravar el vehículo. La Ley del Limón establece que en estas situaciones si se adjudica un reembolso, se paga al consumidor y al acreedor prendario (banco, cooperativa de crédito o compañía financiera) los derechos de cada uno. Esto suele significar que se otorgan al consumidor los montos pagados por él orientados a la compra del vehículo, menos la compensación por uso, y el fabricante cancela el préstamo sobre el vehículo. Los siguientes son ejemplos de casos en los que corresponde una reparación al Consumidor:

   1. El monto de todo pago al contado (Observe que si el pago al contado contiene, en forma total o parcial, una rebaja del fabricante, por lo general la adjudicación al consumidor no comprende la rebaja);

   2. El monto de pagos en cuotas (capital e intereses) realizados sobre el préstamo a la fecha de recompra del vehículo por parte del fabricante;

   3. El monto de todos los "gastos colaterales" además del pago al contado (los costos totales en los que se incurre con la adquisición del vehículo) que no fueron financiados (por Ej., coloreado de ventanillas, tasas del gobierno, extensión de garantía, accesorios instalados dentro o fuera del vehículo, etc.). Debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc.

   4. El monto de cualquier incentivo por cambio o permuta. Esto significa el incentivo por cambio o descuento neto en el contrato de compra, si esto fuera aceptable para el Consumidor y el Fabricante. Si este monto no resulta aceptable, entonces, el 100 % del valor minorista del vehículo de la permuta como se describe en la Guía Oficial de Motorizados Usados NADA (Edición Southeastern). El fabricante debe utilizar la guía NADA pertinente.

NOTA IMPORTANTE SOBRE LOS INCENTIVOS DE CAMBIO: Si usted cambiara un vehículo sobre el cual tiene una deuda con un acreedor prendario, y el comerciante "inflara" o aumentara el incentivo de la deuda, el fabricante podría rechazar el incentivo de cambio en su contrato de compra. En este caso, el Consejo de Arbitraje observará el valor de venta minorista del vehículo de cambio, que, como se refleja en la Guía Oficial de Motorizados Usados NADA (Edición Southeastern), es el vigente a la fecha del cambio, y a esa cifra se le descontará el monto de la deuda que usted tiene sobre el vehículo de cambio. Si la Guía NADA dispone el aumento del valor de venta minorista para ítems tales como millaje bajo y accesorios especificados, y su vehículo de cambio tiene esos ítems, el Consejo puede aplicar un valor de venta minorista más alto. Como consecuencia de la utilización de la Guía NADA en estas situaciones, su incentivo de cambio puede resultar en un monto negativo, lo que puede reducir más el monto de dinero que se le otorgue.

Por otra parte, si cambiara un vehículo sobre el cual no queda deuda, o ésta es mínima, y el incentivo de cambio neto otorgado por el vendedor fuera menor que el valor de venta minorista en la guía NADA, la utilización del valor de venta minorista NADA puede aumentar el monto que se le otorgó. Un poco de investigación sobre este tema antes de iniciar negociaciones o de una audiencia de arbitraje podría ayudarlo para estar informado al realizar una elección respecto de su incentivo de cambio. Debe averiguar si su biblioteca pública local tiene la edición correcta de la Guía NADA. Si tiene una solicitud de arbitraje pendiente, también puede solicitar al fabricante que entregue una copia de las páginas de la guía que puedan corresponder a su vehículo de cambio.

   5. El monto de todo "gasto incidental" razonable (por Ej. correo, llamadas a larga distancia, arrendamiento de un vehículo, grúa, gasto de reparación o deducible de la garantía) incurridos como resultado directo del inconformidad (defecto o condición que afecta en forma sustancial el uso, valor o seguridad del vehículo). Usted debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc.

Para calcular el total, sume los montos especificados en los puntos 1 al 4 anteriores (si su incentivo de cambio es negativo, tendrá que restar ese monto), luego reste la compensación por uso, y luego sume el total de los montos en el punto 5. Esto debe darle una estimación de su parte de reembolso. Se debe pagar al acreedor prendario (la institución o compañía financiera que le dio el préstamo) el saldo debido o compensación sobre el préstamo a la fecha de la recompra del vehículo por parte del Fabricante.

SI ADQUIRIÓ SU VEHÍCULO POR ARRENDAMIENTO, entonces usted es el arrendatario y la entidad a quien usted envía sus pagos cada mes es, muy probablemente, su arrendador. La Ley del Limón establece que los reembolsos deben realizarse al arrendador y al arrendatario de la siguiente manera: el arrendatario recibe el "costo del arrendatario" (el depósito total y los pagos previos del arrendatario) y el arrendador recibe el "precio del arrendador" (definido por ley) menos el costo del costo del arrendatario. El arrendador no fijará ninguna multa por la extinción anticipada del contrato. Para explicarlo de manera más sencilla, la parte del reembolso al consumidor/arrendatario puede constar de:

   1. El monto de todo depósito de seguridad que se pagó a la firma del contrato;

   2. Otros costos que se pagaron en efectivo para obtener el contrato (por Ej. Honorarios por servicio, impuestos prorrateados, tasas del gobierno, anticipo del pago del primer mes, etc);

   3. Monto total de los pagos (además del anticipo del pago del primer mes realizado a la firma del contrato) realizados a la fecha de la recompra del vehículo;

   4. El monto de todo incentivo para un vehículo de cambio. (Véase el punto 4 de la sección "Si financió la compra de su vehículo" y "Nota importante sobre los incentivos de cambio". Todas estas disposiciones corresponden a las transacciones por arrendamiento o leasing);

   5. El monto de todos los "gastos incidentales" además del pago al contado (los costos totales en los que se incurre con la adquisición del vehículo) que no fueron financiados (por Ej. coloreado de ventanillas, tasas del gobierno, extensión de garantía, accesorios instalados dentro o fuera del vehículo, etc.). Debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc.

   6. El monto de todo "gasto incidental" razonable (por Ej. correo, llamadas a larga distancia, arrendamiento de un vehículo, grúa, gasto de reparación o deducible de la garantía) incurridos como resultado directo de la inconformidad (defecto o condición que afecta en forma sustancial el uso, valor o seguridad del vehículo). Usted debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc.

Para calcular el total, sume los montos especificados en los puntos 1 al 5 anteriores (si su incentivo de cambio es negativo, tendrá que restar ese monto), luego reste la compensación por uso, y luego sume el total de los montos en el punto 6. Esto debe darle una estimación de su parte de reembolso. El Fabricante debe pagar al arrendador el "precio del arrendador" menos el depósito total y las cuotas de arrendamientos que usted pagó previamente.

SI USTED PAGÓ LA COMPRA DE SU VEHÍCULO AL CONTADO: Su reembolso debe comprender lo siguiente:

   1. El pago total al contado por la adquisición de su vehículo, descontando cualquier rebaja que haya hecho el fabricante, si corresponde;

   2. El monto de todo incentivo para un vehículo de cambio. (Véase el punto 4 de la sección "Si financió la compra de su vehículo" y "Nota importante sobre los incentivos de cambio". Todas estas disposiciones corresponden a las transacciones por arrendamiento o leasing);

   3. El monto de todos los "gastos colaterales" además del pago al contado (los costos totales en los que se incurre con la adquisición del vehículo) que no fueron financiados (por Ej., coloreado de ventanillas, tasas del gobierno, extensión de garantía, accesorios instalados dentro o fuera del vehículo, etc.). Debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc.

   4. El monto de todo "gasto incidental" razonable (por Ej. correo, llamadas a larga distancia, arrendamiento de un vehículo, grúa, gasto de reparación o deducible de la garantía) incurridos como resultado directo de la inconformidad (defecto o condición que afecta en forma sustancial el uso, valor o seguridad del vehículo). Usted debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc.

Para calcular un total, sume los montos que aparecen en los puntos 1 a 3 (si su incentivo de cambio es negativo, debe restar ese monto), luego reste la compensación por uso y luego sume el total de todo monto del punto 4.

SI USTED BUSCA UN VEHICULO DE REEMPLAZO, la Ley del Limón define un "vehículo motorizado de reemplazo" como un vehículo idéntico o razonablemente equivalente al vehículo que se reemplaza, tal como existía el vehículo reemplazado en el momento de la adquisición. "Razonablemente equivalente al vehículo que se reemplaza" significa que el precio minorista sugerido por el fabricante (MSRP, por su sigla en inglés) del vehículo de reemplazo no excede el 105 por ciento del MSRP del vehículo que se reemplaza. En el caso de un vehículo de recreación, el precio minorista del vehículo de recreación de reemplazo no excede el 105 por ciento del MSRP del vehículo reemplazado. IMPORTANTE: Si usted adquirió su vehículo por arrendamiento (leasing) o si lo compró con financiación y todavía tiene obligaciones sobre el préstamo, debe ponerse en contacto con su arrendador o prestamista para averiguar si puede permutar o cambiar su vehículo original por el de reemplazo según el contrato existente de arrendamiento (leasing) o préstamo, y si tendrá costos adicionales. Si tiene un contrato de arrendamiento, el arrendador no puede cobrarle ninguna multa de cancelación prematura por el vehículo de reemplazo. Además del vehículo de reemplazo, también puede recuperar lo siguiente:

   1. El monto de todos los "gastos colaterales" (los costos totales en los que se incurre con la adquisición del vehículo) Ej. Intereses por financiación devengados (interés pagado sobre su préstamo o arrendamiento (lease) hasta la fecha de la recompra): coloreado de ventanillas, extensión de garantía, accesorios instalados dentro o fuera del vehículo, etc. Debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc.

   2. El monto de todo "gasto incidental" razonable (por Ej. correo, llamadas a larga distancia, arrendamiento de un vehículo, grúa, gasto de reparación o deducible de la garantía) incurridos como resultado directo de la inconformidad (defecto o condición que afecta en forma sustancial el uso, valor o seguridad del vehículo). Usted debe disponer de algún tipo de documentación u otra prueba del monto que pagó, como cheques cancelados, recibos, facturas, etc. RECUERDE que deberá pagar al Fabricante la "compensación razonable por uso".