Attorney General Ashley Moody News Release
August 19, 2021
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody insta a sheriffs de Florida a reanudar transferencia de delincuentes en el país de manera ilegal a las autoridades federales

TALLAHASSEE, Fla.—Luego de una orden judicial a nivel nacional, la fiscal general Ashley Moody insta a los sheriffs de Florida a transferir a los delincuentes que se encuentran en el país de manera ilegal a las autoridades federales para su deportación, una vez que hayan cumplido sus sentencias. La directriz se da después de que el Tribunal de Distrito de los EE. UU. para el Distrito Sur de Texas fallara en contra de las políticas de inmigración fracasadas del presidente Joe Biden. El fallo le ordena al Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. (DHS, por sus siglas en inglés) que siga la ley federal que exige la deportación de ciertos delincuentes que se encuentran en el país de manera ilegal.

La fiscal general Ashley Moody dijo: «Esta es una importante norma de seguridad pública. Desde su primer día en funciones, el presidente Biden se ha negado a deportar a delincuentes peligrosos que se encuentran aquí de manera ilegal, lo que hace que los floridanos y el resto del país estemos menos seguros. Estoy agradecida por el fallo de hoy que obliga al presidente Biden a hacer su trabajo, y les pido a todos nuestros grandes sheriffs que reanuden la transferencia de la custodia de los delincuentes que se encuentran en el país de manera ilegal al gobierno federal para su deportación.

Los argumentos predominantes en el caso de Texas son similares a una demanda presentada por la fiscal general Moody a principios de este año. El 9 de marzo, la fiscal general Moody presentó una denuncia y una moción para una orden judicial preliminar contra la administración Biden sobre las directivas para suspender los arrestos y deportaciones de ciertos delincuentes en el país de manera ilegal: muchos de ellos violentos o condenados por cargos de tráfico de drogas.

La demanda destaca la Orden Ejecutiva 13993 del presidente Biden,
Revisión de las políticas y prioridades de aplicación de la ley de inmigración civil. Después de la orden, el DHS emitió un memorando en el que le ordenaba al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) que cesara virtualmente toda la aplicación de la ley de inmigración civil con unas pocas excepciones específicas. La directiva del DHS también pausó la expulsión de cualquier extranjero con una orden final de expulsión durante 100 días. Un memorando del ICE posterior, el 18 de febrero, reitera en gran medida las directivas anteriores.

El fallo del tribunal invalida ambos memorandos, afirmando esencialmente que la administración de Biden no puede elegir qué leyes de inmigración hacer cumplir.

La orden judicial establece: «El tribunal pregunta si el Poder Ejecutivo puede ordenar a los funcionarios que hagan cumplir una ley promulgada por el Congreso de una manera que sea contraria al lenguaje sencillo de la ley. Esa pregunta arroja una respuesta clara: no puede. El Poder Ejecutivo no podrá instruir a sus funcionarios para hacer cumplir un estatuto de manera contraria a la ley misma».

Para leer la orden, haga clic
aquí.

El
memo a los sheriffs de Florida de la fiscal general Moody describe el fallo e insta a los líderes encargados de hacer cumplir la ley a trabajar con los agentes federales para reanudar la transferencia de la custodia de los delincuentes que se encuentran en el país de manera ilegal una vez cumplidas sus sentencias.

El memo de la fiscal general Moody dice: «Por la seguridad de nuestras comunidades en toda Florida, los animo a que reanuden inmediatamente la coordinación con sus socios policiales del ICE, quienes ahora están obligados por orden judicial a seguir la ley federal y cooperar con ustedes para lograr sacar fuera de las calles a los delincuentes que ingresaron al país ilegalmente. Si se entera de que algún funcionario del gobierno federal se niega a hacerlo, comuníqueselo a mi oficina».

El litigio de inmigración de la fiscal general Moody está en apelación en el Tribunal de Apelaciones de los EE. UU. para el 11 ° circuito.

Para obtener más información sobre la demanda de la fiscal general Moody, haga clic
aquí.