Attorney General Ashley Moody News Release
June 23, 2020
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Investigación de la Procuradora General conduce al arresto de una mujer que falsificaba títulos académicos y credenciales de atención médica

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Ashley Moody hoy anunció el arresto de una residente del condado de Manatee por fraude a Medicaid y maniobra para defraudar. El arresto por parte del Departamento de policía de Bradenton es la continuación de una investigación de la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de la procuradora general Moody que actuó sobre información recibida de la Agencia para la Administración del Cuidado de la Salud. La investigación reveló que Kharma Rogers presuntamente falsificó títulos académicos y credenciales médicas certificadas para convertirse en proveedora aprobada del programa Medicaid.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Mentir para hacerse camino a través de un título de doctorado y certificaciones del consejo es deshonesto, vergonzoso e ilegal. Esta estafadora mintió y engañó a los pacientes y al programa Medicaid en una maniobra diseñada para robar el dinero de los contribuyentes. Estoy consternada de que alguien pueda llegar tan lejos para engañar a los pacientes quienes les confían su salud y seguridad”.

Según la investigación, Rogers trabajó con el programa Medicaid como proveedora de Servicios de Análisis del Comportamiento (BAS, por sus siglas en inglés) a través de su empresa: Community Abilities & Beyond. El BAS debe ser realizado por un proveedor con credenciales en el campo certificadas por el consejo. Presuntamente Rogers presentó credenciales falsas ante el programa Medicaid para convertirse en proveedora aprobada. Además de un título de máster y uno de doctor, Rogers presentó certificados falsos que indicaban que ella y uno de sus empleados estaban certificados para proporcionar los servicios. Como resultado, la compañía recibió más de $3,500 de parte del programa Medicaid para proporcionar servicios especializados a los beneficiarios sin estar capacitada de manera adecuada para administrarlos.

Para leer el PCA redactado, haga clic aquí.

Rogers está acusada de un cargo de fraude a Medicaid por menos de $10,000, y un cargo de maniobra para defraudar, ambos delitos graves de tercer grado. Si se la declara culpable, Rogers enfrentará hasta 10 años de cárcel y $10,000 en multas. La Oficina del Fiscal Estatal de la Procuradora General procesará el caso.