Attorney General Ashley Moody News Release
June 23, 2020
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Seis arrestados por robar identidades de adultos mayores de Florida

TALLAHASSEE, Fla.—La Oficina del Fiscal Estatal (OSP, por sus siglas en inglés) de la procuradora general Ashley Moody hoy anunció el arresto final de seis individuos sospechosos de haber robado información personal de más de 100 víctimas: incluidos decenas de adultos mayores de Florida. Los arrestos son la continuación de una investigación de la OSP de la procuradora general Moody, la Oficina del Sheriff del condado de Hillsborough, la Oficina del Sheriff del condado de Pinellas (PSCO, por sus siglas en inglés) y el Departamento de policía de St. Petersburg. Según la investigación, Samishia Askew, Gregory Engram, Carnessa Rouse, Towan Rush, Donta White y Valisha Williams usaron la información personal de las víctimas para obtener los puntajes de las tarjetas de crédito de varios bancos. Las pérdidas ascendieron a un total de más de $650,000. La PCSO puso a Williams, el último acusado arrestado, bajo custodia a principios de esta semana.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Estoy consternada por que algunas personas se dirijan a los adultos mayores de Florida de esta manera: robando sus identidades para abrir cuentas de tarjetas de crédito falsas. No permitiremos que las organizaciones delictivas se aprovechen de los adultos mayores en Florida, y mi Oficina del Fiscal Estatal continuará aliándose con nuestras grandes agencias de seguridad para detener el fraude y garantizar que las personas que se aprovechen de los floridanos, en especial de los adultos mayores, se enfrenten a la justicia”.

Según la investigación, la actividad ilícita de los acusados comenzó en enero de 2017 y continuó hasta fines de abril de 2018. Se presume que los acusados compraron la información personal de las víctimas en Internet y luego solicitaron las tarjetas de crédito que se enviaron a varias direcciones en Florida. Una vez que las adquirieron, los acusados se registraron a ellos mismos o a alias como usuarios autorizados de las tarjetas te crédito. Los acusados también poseían licencias de conducir falsas que podían crearse cuando fuera necesario.

Los seis acusados usaron tarjetas de crédito robadas para comprar mercaderías, pagar el alquiler y las facturas de servicios, arrendar autos lujosos, comprar pasajes de avión, alquilar habitaciones de hotel y obtener efectivo. Los delitos de los acusados se concentraron en los condados de Hillsborough, Pinellas y Saint Lucie.

Uno de los acusados, Engram, está terminando de cumplir una condena a prisión en California y después será extraditado a Florida.

El fiscal del estado adjunto de la procuradora general Moody George Bedell procesará el caso.