Attorney General Pam Bondi News Release
July 17, 2018
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Se cierra campamento de verano y se congelan activos

TALLAHASSEE, Fla.––La procuradora general Pam Bondi presentó una acción judicial contra una compañía de un campamento de verano y sus propietarios por cancelar de manera repentina el campamento y dejar a los padres sin reembolsos. El Tribunal del Segundo Circuito Judicial hizo lugar a la moción de la Procuradora General por una medida cautelar temporaria que les prohíbe a los demandados Camp Indian Springs, LLC, Camp Warrior, LLC, Costa Vathis, y Derek Hart tomar más depósitos. El tribunal también concedió la solicitud de la Procuradora General de congelar los activos de los demandados.

“El campamento de verano es una tradición emocionante para muchos niños de Florida y es tan injusto que a estos niños se les quite la posibilidad de este campamento por las acciones de estos demandados. Muchos de estos campistas están ahora esforzándose para hacer planes alternativos y algunos padres aún no tienen sus reembolsos después de que los demandados cerraron el campamento”, dijo la procuradora general Bondi. “Mi oficina está buscando los reembolsos y acciones legales para evitar que los demandados continúen engañando a otros campistas”.

La demanda de la Procuradora General alega que Derek Hart era propietario y operaba Camp Warrior, un llamado campamento de verano para dormir fuera de casa. Hart sostenía de manera falsa que había estado realizando negocios durante más de 40 años, cuando, en realidad, era el propietario del campamento solo desde 2016 y no tenía los permisos adecuados para operar. Ni el condado de Jefferson, ni el Departamento de Salud (DOH) de Florida, habían aprobado las licencias necesarias para que el campamento pudiera funcionar. Además, el DOH le informó a Hart en numerosas ocasiones que los problemas con el sistema séptico y otros artículos necesitaban corregirse antes de que el campamento pudiera funcionar otra vez. A pesar de numerosas advertencias por parte del DOH, Hart aun así organizó un campamento en junio de 2018.

Los demandados de manera abrupta cancelaron el campamento después de que el DOH recibiera información que indicaba que Hart estaba haciendo funcionar el campamento sin permisos, y dejó a los padres y a los niños confundidos sobre sus planes futuros para el campamento de verano y la situación de los pagos realizados, algunos tan altos como $4,600.

La demanda alega violaciones a la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales de Florida y busca una medida cautelar permanente, la restitución completa, y la aplicación de multas y cargos.

Para acceder la demanda, haga clic aquí.