Attorney General Ashley Moody News Release
July 1, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal General Moody y FTC presentan demanda para cerrar estafa de alivio por COVID- 19 dirigida a pequeñas empresas

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) inician medidas legales para cerrar una estafa de alivio por la COVID-19 dirigida a pequeñas empresas. En respuesta a una demanda conjunta presentada por la fiscal general Moody y la FTC, un tribunal federal de Florida emitió una orden de restricción temporal y designó un síndico para Grant Bae, con sede en Florida, y su propietaria, Traeshonna P. Graham. Los demandados supuestamente promocionaron un servicio ficticio de redacción de solicitudes de subsidios que prometía falsamente a las pequeñas empresas propiedad de minorías y mujeres un acceso fácil a fondos garantizados y alivio económico por la COVID-19.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Los demandados se dirigieron a pequeñas empresas propiedad de minorías y mujeres con la promesa de que podrían ayudar a asegurar el alivio por la COVID-19. En lugar de obtener los fondos del subsidio federal prometidos, los demandados tomaron honorarios de negocios en dificultades y los dejaron en una situación financiera aún peor. Me complace haber cerrado esta estafa y continuaremos litigando este caso en un esfuerzo por recuperar los fondos perdidos para los perjudicados”.

El director del Buró de Protección del Consumidor de la FTC, Samuel Levine, dijo: “Estos estafadores se dirigieron a empresas propiedad de minorías y mujeres malversaron fondos públicos destinados a apoyar empresas honestas durante la pandemia. Al trabajar con nuestros socios estatales y con la nueva autoridad otorgada por el Congreso, continuaremos cerrando las estafas que se aprovechan de las personas durante la pandemia”.

La demanda alega que Graham y su empresa C Lee Enterprises, LLC, que operaba como Grant Bae, violaron la Ley de la FTC, la Ley de Protección al Consumidor por la COVID-19 y la Ley de Prácticas Comerciales Desleales y Engañosas de Florida al apuntar a pequeñas empresas propiedad de minorías y mujeres afirmándoles que los clientes podrían acceder a millones de dólares en subsidios después de pagar los servicios de los demandados.

Según la denuncia, Graham y Grant Bae realizaron afirmaciones falsas sobre los servicios de la compañía y los antecedentes de redacción de solicitudes de subsidios de Graham en Facebook, Instagram y en la aplicación de audio Clubhouse. La demanda alega que Grant Bae solo distribuyó dinero a un puñado de personas influyentes en las redes sociales y asociados cercanos.

En un esfuerzo por convencer a las empresas propiedad de minorías y mujeres de que Graham podría obtener fondos de subsidios, Graham supuestamente engañó a los consumidores sobre casi todos los aspectos de Grant Bae y mintió sobre sus calificaciones personales desde al menos octubre de 2020. La demanda alega que estos engaños, que cuestan miles de dólares a las pequeñas empresas, comprenden:

  • Prometer de manera falsa rendimientos significativos: el marketing de Grant Bae incluía múltiples garantías engañosas de las cantidades que las empresas recibirían por el uso de sus servicios. Grant Bae afirmó que todas las empresas propiedad de minorías y mujeres calificaban para una subsidio de al menos $25,000. También garantizó falsamente las devoluciones basadas en el paquete comprado, incluidas las afirmaciones de que una empresa que comprara el paquete "Elite" de $6,999 recibiría al menos $250,000 en subsidios y que todos los clientes recibirían al menos cuatro subsidios en el primer año.
  • Engañar a los clientes sobre el estado del subsidio: los demandados supuestamente enviaron mensajes engañosos a los clientes que afirmaban que los subsidios habían sido "otorgados" o estaban "pendientes". Graham también hizo promesas falsas en videos de Instagram, alegando que se les depositaría el dinero de los clientes. Según la demanda, los clientes nunca recibieron el dinero y, a menudo, se dieron cuenta demasiado tarde para solicitar devoluciones del dinero pagado por adelantado a Grant Bae.
  • Engañar a los clientes sobre el acceso a los subsidios: Grant Bae realizó afirmaciones de que tenía acceso a $268 millones en fondos de subsidios para distribuir entre sus clientes, a pesar de que dichos fondos no existían. También afirmó haber obtenido fondos de subsidios de las principales fundaciones sin fines de lucro y agencias gubernamentales para los clientes.
  • Mentir sobre el éxito anterior: el marketing de los demandados engañó a las empresas para que creyeran que Grant Bae es una empresa exitosa y ha proporcionado decenas de millones de dólares en subsidios. Graham también afirma tener de manera engañosa ocho años de experiencia en el desarrollo del "don" de la redacción de solicitudes de subsidios, pero el último empleo conocido de Graham fue en 2018 en un restaurante de comida rápida, donde se declaró culpable de dos delitos graves de hurto por robar de los depósitos en efectivo del restaurante.
  • No proporcionar los reembolsos prometidos: la demanda alega que, si bien Grant Bae ofrece una "garantía de devolución de dinero" a las empresas que compraron el servicio, la empresa a menudo guarda silencio y bloquea el contacto con los clientes que se quejan por haber perdido dinero.


La demanda también alega que Graham se basó en los fondos adquiridos a través del Programa federal de protección de cheques de pago por la COVID-19 para iniciar Grant Bae. Un mes después de su fundación, la empresa recibió la aprobación de un préstamo del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP). Más tarde ese verano, Graham recibió individualmente la aprobación de otro préstamo PPP como contratista independiente. En ocasiones, según la denuncia, Grant Bae dijo que solicitaría préstamos por desastre por daños económicos por la COVID-19 en nombre de los clientes.

La demanda conjunta se presenta ante el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Medio de Florida.

Para ver la demanda conjunta, haga clic
aquí.

Para ver la orden de restricción temporal, haga clic
aquí.