Attorney General Ashley Moody News Release
January 17, 2019
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Las autoridades arrestan a ocho en fraude comercial a nivel estatal con líder operando desde la prisión

TALLAHASSEE, Fla.—La Oficina del Fiscal Estatal de la procuradora general Ashley Moody y la Oficina del Sheriff del condado de Polk anunciaron hoy los arrestos de ocho personas que trabajaban juntas en un esquema de robo intrincado que dio como resultado más de $100,000 en pérdidas. La operación usaba una cuenta comercial robada de una compañía de construcción de casas a medida para adquirir tarjetas de regalos Visa/Mastercard y productos de varios tipos de Home Depot y Lowes. El líder del grupo, Bobby Staley, condujo la operación desde el centro correccional Liberty en el condado de Liberty. Otros miembros del grupo trabajaban desde Jacksonville, Tampa y Fort Lauderdale.

La procuradora general Ashley Moody dijo: «El líder de esta maniobra compleja de crimen organizado abarcó seis circuitos judiciales en Florida orquestó el fraude desde la prisión privando a las víctimas de más de cien mil dólares. A través de un gran trabajo de investigación por parte del Sheriff Grady Judd, de la Oficina del Sheriff del condado de Polk y mi Oficina del Fiscal Estatal, la maniobra fue desbaratada».

El Sheriff del condado de Polk, Grady Judd, dijo: «Bobby Staley tiene una carrera criminal sorprendentemente larga: es un ladrón impenitente y un estafador. Roba el trabajo duro de otros. No se puede confiar en él fuera de la cárcel o prisión y ahora tenemos evidencia clara de que no se puede confiar en él ni en la cárcel. Con los cargos que acumuló esta vez, parece que se ha ganado otro largo período bajo custodia estatal. Esperemos que, en adelante, se haya ganado la vigilancia cercana de los oficiales de la prisión estatal para que no continúe victimizando a las personas inocentes mientras está encerrado».

Según la investigación, Staley realizó llamadas a los bancos desde dentro de la prisión, aduciendo ser el propietario de Tapia Construction en el condado de Polk. Staley cambió la dirección de correo postal de la compañía constructora a una nueva dirección en Jacksonville en donde cinco cómplices vivían. Staley entonces solicitaba que las tarjetas de crédito nuevas se asociaran a la cuenta comercial de la compañía constructora. Staley también se jactaba frente a los testigos de contrabandear teléfonos celulares dentro de la prisión para ayudar en la maniobra y reclutó a su hija, Adriana Staley, para que participara.

La Oficina del Sheriff del condado de Polk se dio cuenta de esta maniobra el 20 de noviembre de 2017 cuando Tapia Construction denunció la actividad fraudulenta en la cuenta comercial Home Depot de la compañía. La compañía denunció más de $45,000 transacciones ilegales de productos y tarjetas de regalos desde múltiples ciudades en todo el estado. La compañía también denunció más de $47,000 de transacciones fraudulentas asociadas con la cuenta comercial de Lowes. La investigación también reveló que los cómplices usaron las tarjetas de regalo para comprar giros postales para depositar en la cuenta de recluso del Departamento Correccional de Staley y también en cuentas bancarias personales. Se cree que los cómplices usaban alias y licencias de conducir falsas para comprar cientos de tarjetas de regalo de marcas y productos para comprar bienes personales, giros postales y transferencias de dinero.

Además las compañías afectadas por esta maniobra abarcan a dos compañías de Clearwater, Yarborough Electric, con más de $11,900 en pérdidas, y Fast of Florida, con más de $1,600 en pérdidas. Las compañías afectadas a nivel nacional son: Citibank, Home Depot, Lowe’s y Synchrony Bank.

Las personas acusadas en este caso son las siguientes:

· Christopher Coaxum, de 34 años, de Jacksonville;
· Katrina Cyrus, de 33 años, de Jacksonville;
· Curtis Harris, de 28 años, de Fort Lauderdale, actualmente reside en prisión del condado de Broward;
· Leonard Robinson III, de 34 años, de Jacksonville;
· Adriana Staley, de 18 años, de Jacksonville.
· Bobby Staley, de 42 años, actualmente reside en prisión del condado de Broward;
· Ken Theogene, de 36 años, de Tampa; y
· Nahshon Williams, de 35 años, de Jacksonville.

Los acusados enfrentan cargos que incluyen violaciones de crimen organizado, conspiración para violar la ley contra el crimen organizado, maniobra organizada para estafar por más de $50,000, maniobra para estafar a una institución financiera, engaño, robo de mayor cuantía, lavado de dinero, posesión de tarjetas de crédito robadas y uso fraudulento de tarjetas de crédito.

La fiscal de estado adjunta Rita Peters procesará este caso.