Attorney General Ashley Moody News Release
March 27, 2019
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Ladrones ninjas condenados a 45 años de cárcel

TALLAHASSEE, Fla.— Un juez de Florida dictaminó hoy extensas condenas a prisión para dos hombres que se vestían como ninjas para asaltar casas en todo el estado. Henry y Johnathan Contreras, llamados a menudo ladrones ninjas, se declararon culpables de los cargos relacionados con una serie de robos por millones de dólares en bienes robados. El honorable Joseph Foster del 20.º Circuito Judicial de Florida condenó a cada uno a 45 años de cárcel.

Según la requisitoria fiscal presentada por la Oficina del Fiscal Estatal de la Procuradora General de Florida, los hombres formaban parte de un grupo más grande que asaltaba casas de noche usando ropas y máscaras negras. Su método de operación incluía amarrar a los propietarios y llevarlos por la casa a punta de pistola para ubicar dinero en efectivo, joyas y otros artículos costosos.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “El terror que provocaba esta ola de delitos asustaba a los propietarios, cuando los videos de vigilancia que mostraban estos asaltos se convertían en noticias en todos el país. El método descarado de estos actos delictivos, asaltar casas y mantener a las personas como rehenes, destaca el peligro que representaban los acusados, y agradezco a nuestros fiscales estatales por conseguir largas condenas a prisión para asegurarnos que estos hombres nunca volverán a aterrorizar a los floridanos”.

En 2017, los fiscales adjuntos estatales John Roman y Robert Finkbeiner obtuvieron un veredicto de culpabilidad contra los hombres por delitos relacionados con asaltos domiciliarios en el condado de Orange. El honorable Robert Egan del Noveno Circuito Judicial de Florida condenó a Henry Contreras a 30 años de cárcel y a Johnathan Contreras a 25 por aquellos delitos.

La selección del jurado en el juicio del condado de Collier tardó casi cuatro días antes de que los acusados se declararan culpables y recibieran sus condenas a 45 años de cárcel. Los acusados se declararon culpables de los cargos de extorsión, asociación ilícita para cometer extorsión, seis cargos de asalto domiciliario con arma de fuego, agresión con agravantes y uso de arma de fuego, robo de automóvil con arma de fuego y numerosos cargos de privación ilegítima de la libertad y tráfico de bienes robados.

Los fiscales adjuntos estatales Michael-Anthony Pica y Jennifer Gutmore, con la colaboración de Roman y Finkbeiner, procesaron a los dos acusados en el condado de Collier.

El juicio está aún pendiente en el condado de Collier para un tercer acusado, Andrés Pérez, por cargos similares. Pérez ya está cumpliendo una condena de 30 años de cárcel por su participación en los asaltos del condado de Orange.