Attorney General Ashley Moody News Release
October 20, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Oficina del Fiscal Estatal de la fiscal general Moody acusa a organización de ladrones por ola de delitos en tiendas minoristas en ocho condados

TALLAHASSEE, Fla.—La Oficina del Fiscal Estatal (OSP, en inglés) de la fiscal general Ashley Moody acusó a dos hombres de robo y plan para defraudar. La Oficina del Sheriff del condado de Sarasota detuvo hoy a Alexi Baldivia y Randy Rivero en base a órdenes de arresto pendientes con la asistencia del Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida (FDLE, en inglés). Una investigación del FDLE descubrió que la ola de delitos de Baldivia y Rivero abarcó ocho condados y afectó las tiendas Lowe's Home Improvement en todo el estado y robó artículos como puertas, pisos y ventanas, entre otros. El valor de los artículos robados en la ola de delitos asciende a más de $47,000.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “El robo organizado en tiendas minoristas perjudica a los consumidores, ya que las tiendas deben dar cuenta de las pérdidas al fijar el precio de los artículos, pero estamos dando batalla, y este último caso es solo otro ejemplo de cómo mi oficina trabaja con las fuerzas del orden público para detener a los delincuentes que atacan las tiendas en todo nuestro estado. Mis fiscales estatales se asegurarán de que esta organización criminal se enfrente a la justicia por su ola delictiva desenfrenada”.

La investigación descubrió que el dúo comenzó el ardid comprando artículos para mejorar el hogar y obteniendo un recibo detallado. Luego, los hombres viajaron a otra tienda Lowe's y reunieron exactamente los mismos artículos, los presentaron en la puerta y afirmaron que acababan de comprarlos dentro de esa tienda. El dúo canceló la compra original y esencialmente obtuvo los artículos comprados inicialmente de forma gratuita en varias tiendas, varias veces y usando este esquema para robar.

La investigación documentó 33 transacciones fraudulentas de Baldivia y Rivero, con una pérdida total de más de $47,000. El dúo utilizó esta maniobra en las tiendas de los siguientes condados: Charlotte, Collier, Hillsborough, Lee, Orange, Sarasota, Seminole y Volusia.

La OSP de la fiscal general Moody acusa a cada uno de ellos de un cargo de hurto mayor por más de $20,000, delito grave de segundo grado y esquema organizado para defraudar por más de $20,000, delito grave de segundo grado.