Attorney General Ashley Moody News Release
August 15, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody obtiene sentencias de prisión de 25 años para traficantes de fentanilo ilegal

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody hoy obtuvo una sentencia prolongada de 25 años de prisión para dos traficantes de fentanilo ilegal. Un tribunal encontró culpables a los acusados Carlos Alberto Jiménez Rodríguez y Antonio Izquierdo por tráfico de fentanilo, delito grave de primer grado, y conspiración para traficar fentanilo, también delito grave de primer grado. Hoy, siguiendo los argumentos de la Oficina de la Fiscal Estatal de la fiscal general Moody, el juez del Noveno Circuito Judicial Keith Carsten condenó a Rodríguez e Izquierdo a 25 años de prisión cada uno.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Las personas que trafiquen fentanilo en Florida, irán a prisión por mucho tiempo. Este opioide sintético está matando a decenas de miles de personas en todo el país cada año, y aquí en Florida, procesaremos con todo el peso de la ley a cualquier persona que sea atrapada traficando esta sustancia mortal en nuestro estado. Estoy orgullosa de mis fiscales por garantizar que los traficantes en este caso permanezcan encerrados durante mucho tiempo”.

De acuerdo con una investigación de las fuerzas de seguridad, un oficial encubierto obtuvo una pista sobre un traficante de drogas llamado Carlito. Después de una investigación más exhaustiva, el oficial identificó a Carlito como Rodríguez. Rodríguez le vendió heroína al oficial encubierto y finalmente le presentó al oficial al proveedor y a otro traficante de fentanilo: Izquierdo. El oficial encubierto realizó otras interacciones con Rodríguez e Izquierdo para reunir suficiente evidencia para presentar un caso completo en la corte. Rodríguez e Izquierdo vendieron y entregaron más de 28 gramos de fentanilo.

El fiscal de estado adjunto David Gillespie procesó este caso y el honorable juez Keith Carsten del Noveno Circuito Judicial sentenció a cada uno de los acusados a 25 años de prisión.