Attorney General Ashley Moody News Release
June 30, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody anuncia arresto de directora de oficina por robar casi $150,000 de empleador

TALLAHASSEE, Fla.—La Oficina del Fiscal Estatal de la fiscal general Ashley Moody y la Oficina del Sheriff del condado de Hillsborough anunciaron hoy el arresto de la directora de oficina y de nómina de una clínica periodontal por cargos de fraude. Según una investigación de varias agencias, Cathy Green estafó al Centro de Salud Periodontal por casi $150,000.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Los empleadores le confían información personal y financiera extremadamente confidencial a los directores de oficina, y que una directora use esta autoridad para defraudar a la empresa para la que trabaja no es solo un acto de traición, sino que es un delito. Trabajando con el sheriff Chronisterf y sus oficiales, detuvimos este fraude antes de que se pudiera robar más dinero y ahora mis fiscales estatales se asegurarán de que se haga justicia”.

El Sheriff del condado de Hillsborough, Chad Chronister, dijo: “La audacia que tuvo la detenida para robarle a su empleador, justo debajo de sus narices, es irrespetuosa y despreciable. Durante años, se aprovechó de su empleador y robó más de $100,000 en horas extra no aprobadas. Además de eso, usó las tarjetas de crédito de la empresa para comprar artículos para uso personal. Pensar que nunca la atraparían es simplemente absurdo. Felicito a nuestros detectives en la Sección de Delitos Económicos por su trabajo arduo y por poner fin a sus actos de explotación".

La investigación en varios circuitos comenzó después de que los fiscales estatales de la fiscal general Moody recibieran una denuncia del propietario de un negocio con oficinas en varios condados de Tampa Bay quien afirmaba haber sido estafado. La investigación descubrió que Green usó acceso privilegiado a los sistemas informáticos de la empresa para ajustar el pago personal e incluir pagos falsos y fraudulentos de más de $107,000 por horas extra. Green usó esquemas de codificación sofisticados que permitieron que el fraude continuara sin ser detectado desde 2019 hasta la actualidad.

Según la investigación, Green también usó la cuenta de Amazon de la empresa para comprar artículos personales, enviándolos directamente a su casa para ocultar los delitos. El valor de los productos comprados para uso personal asciende a más de $41,000.

Green está acusada de un cargo de plan organizado para defraudar, delito grave de primer grado. La asistente principal del fiscal estatal Whitney Mackay procesará este caso.