Attorney General Ashley Moody News Release
August 9, 2019
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Traficantes de heroína condenados a décadas en la cárcel

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Ashley Moody hoy anunció condenas largas para dos traficantes de heroína. La Oficina del Fiscal Estatal (OSP) de la procuradora general Pam Bondi obtuvo la condena de Marcos Deems y Sean McCann por sus participaciones en una operación de tráfico. Deems y McCann fueron condenados, cada uno, por un cargo de conspiración para traficar heroína. El miércoles, el juez del circuito del condado de Lee, Bruce Kyle, condenó a Deems a 25 años de prisión y a McCann a 20 años de prisión. Hay una orden de arresto circulando para Erik Nunez-Nino, quien huyó de la jurisdicción del tribunal.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Conforme luchamos contra la crisis de opioides en múltiples frentes, debemos continuar responsabilizando a cualquier persona que trafique heroína dentro de Florida. Este caso es un ejemplo perfecto de cómo lo estamos haciendo. Trabajando junto a nuestros grandes colaboradores de las fuerzas de seguridad, como la Oficina del Sheriff del condado de Lee, mis fiscales estatales están encerrando a los traficantes de drogas y sacando estos opioides letales de las calles de Florida”.

El 24 de marzo de 2016, los detectives descubrieron que Nunez-Nino planeaba dejar narcóticos en un lugar previamente acordado en donde McCann tomaría posesión. Deems actuaba como un intermediario, entregando información de logística a McCann. Los detectives interceptaron los narcóticos y luego confirmaron que la sustancia era más de 27 gramos de heroína.

La investigación comenzó en el otoño de 2015, cuando los investigadores de la Oficina del Sheriff del condado de Lee comenzaron a investigar ventas potenciales de drogas y el tráfico realizado por un grupo de personas, incluido Nunez-Nino. La investigación sobre las actividades de Nunez-Nino condujeron a la identificación de Deems y McCann como traficantes adicionales.

Los investigadores descubrieron las actividades ilícitas del grupo mediante una pinchadura de teléfono aprobada por el tribunal, la cual le permitió a las fuerzas de seguridad monitorear las conversaciones telefónicas de Deems, McCann y Nunez-Nino.

Los fiscales de estado adjuntos Carrie Gil y Russell Stoddard procesaron el caso.