Attorney General Ashley Moody News Release
July 21, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody anuncia arresto de un hombre por robo de miles de dólares a adultos mayores a través de soporte técnico fraudulento

TALLAHASSEE, Fla.—La Oficina de la Fiscal Estatal de la fiscal general Ashley Moody con la ayuda del Departamento de Policía de Port St. Lucie, arrestó a un hombre por robar miles de dólares de más de una docena de adultos mayores víctimas de una estafa de soporte técnico. Maninder Singh Bawa se dirigía a las víctimas, todas mayores de 60 años, a través del envío de notificaciones emergentes de computadora que afirmaban que los dispositivos de las víctimas estaban bloqueados y luego proporcionaba un número para llamar para desbloquearlos. Por teléfono, Bawa engañó a cada víctima para que enviara miles de dólares en tarifas como pago por desbloquear los dispositivos.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Estas víctimas, todos adultos mayores, entraron en pánico después de encontrar sus computadoras bloqueadas y se comunicaron con quien pensaron que las ayudaría. En cambio, fueron engañadas por un estafador que las exprimió por cantidades ridículas de dinero. Mis fiscales estatales ahora se asegurarán de que este acusado se enfrente a la justicia”.

El jefe del departamento de Port St. Lucie Polie, John Bolduc, dijo: “El Departamento de Policía de Port St. Lucie se dedica a la persecución incesante de todas las personas que se aprovechan de nuestros ciudadanos adultos mayores. Estamos orgullosos del trabajo arduo de nuestros Detectives de Delitos Económicos y valoramos nuestra colaboración con la Oficina de la Fiscal Estatal de la fiscal general Ashley Moody para garantizar que todas las personas que participan en maniobras sistemáticas para defraudar a nuestros residentes adultos mayores rindan cuentas”.

Según la investigación, las víctimas llamaron al número que figuraba en la notificación emergente y se comunicaron con
Computer Solutions LLC, una empresa fraudulenta creada por Bawa. Una vez que se comunicaban, Bawa fingía ayudar a las víctimas a desbloquear los dispositivos y ofrecer protección contra problemas futuros. Aproximadamente un mes después, Bawa se comunicó nuevamente con las víctimas para extorsionarlas para que pagaran miles de dólares en concepto de deuda por la protección de la computadora. Todas las víctimas enviaron un cheque que luego Bawa cobró: se quedó con parte del dinero y otra parte la envió al exterior.

Bawa está acusado de lavado de dinero y esquema organizado para defraudar, ambos delitos graves de tercer grado.

La asistente del fiscal estatal Kaley Auston-Aronson procesará este caso.