Attorney General Ashley Moody News Release
August 4, 2021
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Mujer condenada por fraude con tarjetas de crédito que involucra a adultos mayores de Florida condenada a 15 años de prisión

TALLAHASSEE, Fla.—La Oficina del Fiscal Estatal de la fiscal general Ashley Moody aseguró hoy una sentencia a 15 años de prisión para una mujer condenada por múltiples cargos de fraude con tarjetas de crédito y robo de identidad. NyKeshia Smith, exempleada de una tienda de conveniencia, estafó a varios clientes al obtener ilegalmente información de tarjetas de crédito. Smith luego usó la información robada en salidas de compras masiva. En un caso, un ciudadano adulto mayor dejó una tarjeta de débito en el lector de tarjetas después de una transacción y Smith luego robó la tarjeta. El tribunal sentenció a Smith como delincuente reincidente. Smith cumplirá 20 años de libertad condicional después de la sentencia de prisión y pagará más de $6,500 en costos de restitución, procesamiento, defensa e investigación.

La fiscal general Ashley Moody dijo: «La acusada en este caso salió de compras con información de tarjetas de crédito que robó a adultos mayores de Florida. Gracias a mis fiscales estatales, ella pagará por sus delitos con 15 años de prisión y miles de dólares en restitución y honorarios ordenados por el tribunal ».

Según una investigación del Departamento de Policía de Casselberry y la Oficina del Sheriff del Condado de Seminole, desde agosto de 2019 hasta mayo de 2020, Smith robó información financiera y tarjetas de crédito de tres víctimas, dos de las cuales son adultos mayores. Smith pagó de manera fraudulenta casi $3,000 usando las tarjetas de crédito y débito de las víctimas.

El jurado encontró a Smith culpable de nueve cargos: un cargo de uso fraudulento de información de identificación personal de una persona de 60 años o mayor, delito grave de segundo grado; robo de más de $300 menos de $10,000 a una persona de 65 años o mayor, delito grave de tercer grado; un cargo de toma ilegal de tarjeta de crédito extraviada o perdida, un delito menor de primer grado; tres cargos de uso fraudulento de información de identificación personal, cada uno de los cuales constituye un delito grave de tercer grado; un cargo de robo, un delito grave de tercer grado; un cargo de uso fraudulento de la información de identificación personal de una persona de 60 años o mayor, un delito grave de segundo grado; y un cargo de robo de más de $750, un delito grave de tercer grado.

Los fiscales de estado adjuntos Mitchell Cooper y Michael Filteau procesarán este caso.