Attorney General Ashley Moody News Release
May 18, 2020
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Moody inicia acciones contra una tienda de mascotas que presuntamente vendía cachorros enfermos

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Ashley Moody hoy presentó una denuncia contra Hoof’s Pets, Inc., que opera comercialmente como Petland Orlando East y Petland Waterford Lakes, y sus propietarios y directores Geoffrey M. Hoofnagle y Ben W. Hoofnagle. Los acusados presuntamente engañaban a los consumidores haciéndoles creer que los cachorros eran animales saludables de calidad y aptos para la venta, cuando en realidad, en algunos casos, los cachorros murieron poco después de ser comprados o sufrían trastornos congénitos u otros tipos de trastornos hereditarios.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “La venta de cachorros enfermos y moribundos es inmoral e ilegal. Planificar tener un cachorro nuevo requiere mucho tiempo y dinero y sin duda hay una inversión emocional. Las familias se merecen recibir la seguridad de que efectivamente recibirán el cachorro de calidad que se les prometió. Es reprobable que los acusados se aprovecharan de la confianza de los nuevos propietarios de mascotas para ganar dinero mientras a la vez arriesgaban la salud y la seguridad de estos cachorros”.

Según la demanda, los acusados alegan de manera falsa que los cachorros a la venta ya están, o podrían estar, registrados en el American Kennel Club y que los cachorros provienen de criadores del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). Presuntamente los acusados compran cachorros de criadores por $225 o más por cachorro y luego los venden a precios que oscilan entre $1,500 y más de $9,000. Estos cargos considerables incluyen cientos de dólares en productos no deseados por el requerimiento de los acusados de los kits para perros Puppy for a Lifetime y Puppy Training. Presuntamente, en muchos casos, cuando los consumidores descubrían que los cachorros estaban enfermos o que habían muerto, los acusados no cumplían con las garantías relacionadas con los cachorros y no proporcionaban los reembolsos adecuados a los consumidores.

La denuncia de la Procuradora General busca prohibirles a los acusados que incurran en más violaciones a la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales de Florida, y a la Sección 828.92, de los Estatutos de Florida. La presentación también busca una orden que les exija a los acusados proporcionar una restitución y reembolsos a los consumidores.

Para ver la demanda, haga clic aquí.