Attorney General Pam Bondi News Release
December 28, 2016
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Familia y pastor del área de Tampa arrestados por numerosos cargos de fraude financiero

TALLAHASSEE, Fla. – La procuradora general Pam Bondi, el Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida (FDLE ) y la Oficina de Regulación Financiera (OFR) de Florida anunciaron hoy el arresto Miguel Angel Pérez, su esposa Maritza Belinda Pérez, sus hijos Miguel Angel Pérez III y Jonathan Alexander Pérez, además del pastor de la familia, Mark Timothy Huba. El grupo fue arrestado por cargos relacionados con extorsión, robo de mayor cuantía, lavado de dinero, práctica de la abogacía sin licencia y operar un centro de residencia asistida sin habilitación en conexión con la venta de supuestas ofertas de inversiones inmobiliarias en los condados de Pasco, Pinellas y Hernando.

"Gracias al trabajo incansable de los investigadores de la Oficina de Regulación Financiera de Florida, las agencias de la ley estatales y locales y mi Oficina del Fiscal Estatal, se detuvo estos esquemas de inversión, que en muchos casos estaban dirigidos a los ahorros de retiro de las víctimas, y se arrestó a los sujetos de la investigación.", dijo la procuradora general Bondi.

"Aplaudo el trabajo diligente del Buró de Investigaciones Financieras de la OFR, y también a nuestros colaboradores de la policía. La agencia continúa priorizando la protección y la seguridad de nuestro sector de servicios financieros", dijo el comisionado de la OFR, Drew J. Breakspear.

"Esta investigación fue compleja y abarcaba delitos en numerosas jurisdicciones. El FDLE está satisfecho de haber trabajado con nuestros colaboradores para arrestar a estos sospechosos que estafaron a tantas personas sacándoles su dinero bien ganado", dijo el comisionado del FDLE, Rick Swearingin.

La supuesta actividad extorsiva condujo al cobro de aproximadamente $1.3 como producto de la extorsión organizada a alrededor de 21 floridanos. Los sospechosos reclutaban inversores potenciales en seminarios de inversiones inmobiliarias que se organizaban en el área deTampa Bay, donde se decía a los inversores que sus fondos estarían destinados a proyectos inmobiliarios, principalmente centros de residencia asistida.

Según la investigación, muchos de estos centros nunca abrieron y los que estaban operando perdieron su habilitaciçon como resultado de la mala administración. Una gran parte de los fondos de inversores se utilizaron, supuestamente, para los gastos personales de los acusados, incluida la compra de la casa de la familia Pérez en New Port Richey.

En el momento en que los miembros de la familia Pérez fueron arrestados antes durante este año, se creía que los acusados estaban reclutando inversores de manera activa para ofertas de inversiones que contemplaban mercadeo en numerosos niveles y proyectos inmobiliarios. Se cree que hacían estas ofertas a través de sus compañías, como Mentorship Club, LLC, Allegi, Inc., y I Dream Big Coaching, Inc.

El procesamiento de la causa está a cargo de la Oficina del Fiscal Estatal de la Procuradora General.