Attorney General Pam Bondi News Release
May 4, 2011
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Bondi presenta respuesta al Tribunal de Apelaciones del 11. ° Circuito en la demanda a la ley de salud

TALLAHASSEE (Fla) – Esta tarde, la procuradora general Bondi y los 25 estados demandantes junto a Florida presentaron su escrito en respuesta a la apelación del gobierno federal a la demanda de la ley de atención de la salud. El escrito de los estados reafirma que, de manera inconstitucional, la ley de salud transgrede las libertades individuales, excede las facultades enumeradas del Congreso y coacciona a los estados en contravención de la Décima Enmienda. El próximo paso de la demanda es el alegato oral ante los tres jueces del Tribunal de Apelaciones del 11. ° Circuito el 8 de junio.

"La ley federal de atención de la salud sobrepasa, radicalmente, las facultades del Congreso y se entromete en nuestra libertad personal", dijo la procuradora general Bondi. "Esperamos presentar nuestra causa ante el Tribunal de Apelaciones del 11. ° Circuito en junio, y poco tiempo después, ante la Corte Suprema de EE. UU".

Haga clic aquí para leer el escrito completo.


###
A continuación se incluyen algunos pasajes del escrito:

Introducción
"Al menos en dos aspectos, la Ley excede al extremo incluso la noción más amplia de las facultades constitucionales del gobierno federal. En primer lugar, la Ley impone un mandato directo a los individuos para que obtengan un seguro médico, lo que marca, según se afirma, el primer momento en la historia de nuestra Nación en el que el Congreso exige a los individuos que realicen una transacción como condición para vivir en los Estados Unidos. F.2

"En segundo lugar, la ampliación del programa Medicaid que establece la Ley se basa en una interpretación igualmente ilimitada del poder del Congreso de fijar gastos, lo que convertiría en ilusorio a cualquier otro límite que quisiera imponerse a las facultades del Congreso. Al sumar nuevas condiciones en la enorme cantidad preexistente de subsidios federales -literalmente, miles de millones de dólares-, el Congreso no le deja otra alternativa práctica a los Estados más que cumplir con las condiciones. F.2-3

Resumen de argumento
"El Congreso tiene la facultad sustancial de regular el comercio interestatal, pero no puede obligar a los individuos a participar en ese comercio para que el Congreso pueda ejercer una mejor regulación". F.14

Declaración de la causa
“El Congreso no impuso a través de la Ley las disposiciones adicionales de Medicaid como una condición para aceptar nuevos fondos federales. En cambio, condicionó todo el subsidio federal a Medicaid de cada Estado -un promedio de por lo menos mil millones de dólares- a la adopción de la ampliación considerable, que indica la Ley, de las obligaciones estatales en el programa". F.8

El mandato individual excede la autoridad del Congreso para regular el comercio interestatal
“Exigir a todos que compren un avión ciertamente tendría un efecto importante en el comercio interestatal, pero la autoridad de la Cláusula de Comercio del Congreso no conlleva precisamente un mandato así”. F.27

“La nueva teoría del gobierno: que el Congreso puede ejercer sus plenos poderes de comercio sobre todos los individuos en todo momento según la probabilidad de que la mayoría de los ciudadanos participarán en algún momento en un mercado nacional ampliamente definido, fracasa por la razón adicional de que ampliaría demasiado el poder parlamentario a expensas de los estados y nuestro sistema de federalismo doble”. F.32

“El interés del gobierno federal de controlar el costo de la atención de la salud le otorgaría al Congreso, de la misma manera, la autoridad de ordenar a los individuos que coman más verduras y menos postres, hacer ejercicios por lo menos 45 minutos al día, dormir un mínimo de ocho horas diarias, y tomar un vaso de vino por día pero nunca una cerveza”. F.34

Es inadmisiblemente coercitivo el condicionamiento del Congreso de la entrega de miles de millones de dólares a Medicaid a la aceptación de la expansión de Medicaid por la ACA [
Affordable Care Act, Ley de Atención Sustentable].
“Si el Congreso empleó una coacción inadmisible en la ACA o no, no representa una cuestión dudosa; según cualquier análisis coherente, sí, lo hizo. El objetivo de la ACA es ampliar la elegibilidad y la cobertura de Medicaid de manera significativa. Sin embargo, en lugar de ofrecer la promesa de aumentar los fondos si los Estados aceptan esta expansión, el Congreso ha amenazado con retirar toda la financiación de Medicaid -literalmente miles de millones de dólares para la mayoría de los Estados- si éstos no aceptan las condiciones del Congreso. No hay dudas de que esto es coercitivo, ya que los Estados no pueden, casi literalmente, permitirse el lujo de sacrificar miles de millones en fondos federales recaudados de los propios habitantes del Estado y, por lo tanto, quedarse sin una verdadera alternativa más que aceptar estas nuevas condiciones. Medicaid es el programa federal más grande que recibe subsidios, los cuales representan un asombroso 40% de todos los fondos federales que se pagan a los Estados..." F.52 "Florida, por ejemplo, destina actualmente un 26% de su presupuesto estatal total a Medicaid; si Florida perdiera la financiación federal, tendría que destinar más del 60% de toda la recaudación impositiva estatal a Medicaid para mantener los beneficios existentes antes de la ACA... Los fondos federales provienen a su vez de los contribuyentes del Estado, de manera que un Estado no puede simplemente asumir la responsabilidad y aumentar los impuestos estatales en consecuencia... "la pérdida de todos los fondos para Medicaid resultaría devastadora para cualquier Estado. El gobierno federal no niega -ni podría hacerlo- esta realidad básica". F.53

No es posible separar las reformas centrales de la atención de la salud
"No hay fundamentos para sugerir que el mandato puede separarse de algunas pero no de todas las reformas centrales interrelacionadas del seguro médico, y el gobierno tiene la prudencia de no hacerlo en este Tribunal, y no discutir que el Congreso habría sancionado cualquiera de las reformas centrales del seguro en la ACA sin el mandato individual”. F.63