Attorney General Ashley Moody News Release
November 14, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody obtiene $390 millones a través de una histórica acción multiestatal contra Google por prácticas de seguimiento de ubicación

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody anunció hoy una histórica acción multiestatal contra Google por las prácticas de seguimiento de ubicación del gigante tecnológico. El anuncio llega después de a una histórica investigación multiestatal realizada por La fiscal general Moody y otros 39 fiscales generales de estado sobre las prácticas de seguimiento de ubicación y las divulgaciones de seguridad cibernética de la compañía. Como resultado de la investigación, la empresa pagará a los estados $390 millones, incluidos $26 millones para Florida. Google también debe proporcionarles a los consumidores más información y opciones más claras en lo que respecta a las prácticas de seguimiento.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Los gigantes tecnológicos nos están observando, pero Silicon Valley necesita saber que nosotros también los estamos observando, y si violan nuestras leyes de protección al consumidor, tomaremos medidas enérgicas para proteger a nuestros ciudadanos. Este es un caso histórico para la privacidad de los estadounidenses y la protección de los consumidores en todo el país, y estoy orgullosa de que nuestra oficina haya ayudado a liderar esta investigación masiva a nivel nacional”.

Los datos de ubicación son una parte clave del negocio de publicidad digital de Google y se encuentran entre la información personal más confidencial y valiosa que recopila la empresa. Incluso una cantidad limitada de datos de ubicación puede exponer la identidad de una persona al rastrear rutinas que pueden usarse para revelar detalles personales.

Los fiscales generales iniciaron la investigación multiestatal luego de un artículo de Associated Press de 2018 que reveló que la compañía registra los movimientos de los usuarios, incluso cuando se les dice explícitamente que no lo haga. El artículo se centró en dos configuraciones de cuenta: historial de ubicaciones y actividad web y de aplicaciones. El historial de ubicaciones está desactivado de forma predeterminada, pero la actividad web y de aplicaciones, una configuración de cuenta separada, se activa automáticamente cuando los usuarios configuran una cuenta de Google, incluidos todos los clientes de teléfonos Android.

Como se detalla en el acuerdo, los fiscales generales encontraron que Google supuestamente violó las leyes estatales al engañar a los consumidores sobre las prácticas de seguimiento de ubicación de varias maneras desde al menos 2014. Específicamente, la compañía causó confusión entre aquellos que pensaban que el seguimiento de la ubicación podría limitarse desactivando el historial de ubicaciones, mientras que la actividad web y de aplicaciones continuaba siguiendo las ubicaciones de los usuarios.

Según el acuerdo, Google acordó una serie de disposiciones diseñadas para brindarles a los consumidores más transparencia en las prácticas de la empresa, que incluyen:

  • mostrar información adicional siempre que la configuración de la cuenta esté activada o desactivada;
  • hacer que la información clave sobre el seguimiento de la ubicación sea inevitable; y
  • crear una página web mejorada de tecnologías de ubicación donde los usuarios puedan obtener información detallada sobre el tipo de datos de ubicación que recopila Google y cómo se utilizan.


El acuerdo también establece límites en el uso y almacenamiento de ciertos tipos de información de ubicación y exige que los controles de cuenta sean más fáciles de usar.

Florida asumió un papel de liderazgo en la investigación y las negociaciones del acuerdo, representada por la Jefa de la Oficina Multiestatal sobre Privacidad de la División de Protección al Consumidor, Patrice Malloy.

Se unen a la fiscal general Moody en esta acción final los fiscales generales de los siguientes estados: Alabama, Alaska, Arkansas, Colorado, Connecticut, Delaware, Georgia, Hawái, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Kentucky, Luisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Misisipi, Misuri, Nebraska, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Utah, Vermont, Virginia y Wisconsin.

Para ver una copia del acuerdo, haga clic
aquí.