Attorney General Ashley Moody News Release
July 16, 2020
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Moody y la FTC obtienen orden que detiene operación de reducción de tasa de interés de tarjetas de crédito falsa de Orlando

TALLAHASSEE, Fla.—Por solicitud de la procuradora general Ashley Moody y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), un tribunal federal de distrito le prohíbe de manera temporaria a un grupo de negocios situados en Orlando y sus propietarios realizar una operación de reducción de la tasa de interés de la tarjeta de crédito presuntamente falsa dirigida a los consumidores con dificultades financieras y a los adultos mayores. La orden del tribunal frena de manera temporaria la operación, congela sus activos y nombra a un administrador judicial temporario para el negocio.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Es condenable que los estafadores se aprovechen de personas con dificultades financieras que luchan para recibir asistencia para cumplir con sus obligaciones financieras. Estos estafadores de telemercadeo presuntamente escondieron sus identidades y cosecharon millones de dólares a costa de consumidores vulnerables. Estoy orgullosa de asociarme con la FTC para detener este fraude, en particular durante estos tiempos sin precedentes de dificultades económicas de tantos consumidores y acreedores comerciales legítimos”.

El Director del Buró de Protección del Consumidor de la FTC, Andrew Smith, dijo: “Si usted es uno de los muchos estadounidenses que ahora se enfrentan a una deuda creciente, evite las compañías que prometan reducir la tasa de interés de su tarjeta de crédito después de que les pague. La FTC se enorgullece de colaborar otra vez con la Procuradora General de Florida para erradicar estas ofertas falsas”,

Según la demanda, los acusados bombardearon a los consumidores con llamadas de telemercadeo no solicitadas y les prometieron reducir las tasas de interés de los consumidores de manera permanente o sustancial. Después de engañar a los consumidores para que crean que estaban afiliados con las compañías de la tarjeta de crédito existente del consumidor o con redes de tarjetas conocidas, los acusados presuntamente prometieron ahorrarles miles de dólares a los consumidores en intereses de la tarjeta de crédito y habilitarlos a saldar sus deudas de tarjetas de crédito entre tres y cinco veces más rápido. Los acusados cobraban honorarios adelantados considerables en un rango de entre $995 hasta $3,995 por sus servicios falsos.

Muchos consumidores que les pagaron a los acusados honorarios considerables por adelantado aparentemente no recibieron una reducción de deuda y quedaron con más deudas y peor crédito. En vez de comunicarse con las compañías de tarjetas de crédito para negociar tasas de interés permanentes y significativamente más bajas, los acusados presuntamente solicitaron tarjetas de crédito nuevas a nombre de los consumidores con tasas de interés señuelo temporariamente más bajas. Entonces realizaron transferencias de saldos de las tarjetas existentes de los consumidores a las nuevas tarjetas. Estas tácticas no solo no les proporcionaron los ahorros significativos y permanentes a muchos consumidores como se les había prometido, sino que también dejaron a los consumidores cargados con honorarios de transferencia de saldo significativos además de los honorarios adelantados que se les cobraron por el servicio.

Los acusados presuntamente cosecharon millones de dólares a través de esta maniobra ilegal desde por lo menos marzo de 2014. La Oficina de la Procuradora General de Florida y la FTC están buscando detener esta conducta de manera permanente y obtener dinero para el reembolso de los consumidores.

Al presentar el caso, las agencias acusaron a los acusados de violar la Ley de la FTC, la Regla de Ventas por Telemercadeo y la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales de Florida. Los acusados nombrados en la demanda son: GDP Network LLC, G & G Success LLC, G & N Squared LLC, Gino De Paz, Grace De Paz y Shabana Khublal.

Para ver la demanda, haga clic
aquí.