Attorney General Ashley Moody News Release
May 23, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody obtiene una sentencia de más de $20 millones y una prohibición de por vida de la industria contra empresas de mudanzas engañosas

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody obtuvo una prohibición de por vida y una sentencia firme de más de $20 millones contra una maniobra de mudanza engañosa y de gran alcance. Ohad Guzi era propietario de ocho empresas de mudanzas en Florida, operadas principalmente bajo los siguientes nombres de empresa: All USA Van Lines Inc., Moving Group, Inc., Top Movers, Inc., Guzi’s Investments, LLC, Cross Country Movers, LLC, 24/7 Moving Services, Inc. y Emoving Company.

Los demandados promocionaron de manera falsa a las empresas como servicios profesionales de mudanzas en todo el país realizados por empleados muy capacitados en camiones propiedad de la empresa cuando, en realidad, los servicios de mudanza fueron proporcionados por contratistas sin capacitación que utilizaban camiones con caja alquilados y, para los servicios de entrega, se subcontrató a terceros que eran desconocidos para el consumidor. Los demandados garantizaron precios a los consumidores, solo para luego aumentar drásticamente los precios el día de la mudanza después de haber cargado los artículos en los camiones. Los consumidores a menudo tenían que esperar muchas semanas después de la fecha de entrega prometida para recibir sus pertenencias. Para promover la maniobra, las empresas utilizaron muchos nombres ficticios que parecían ser engañosamente similares a los de empresas de mudanzas nacionales ampliamente conocidas. Guzi usó personalmente al menos seis alias diferentes.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Esta maniobra de mudanza engañosa de gran alcance afectó a personas en todo Estados Unidos, incluidas muchas aquí en Florida, al agregar cargos excesivos al precio cotizado, publicitar servicios de mudanzas profesionales que los transportistas no proporcionaron y prometer falsamente un manejo seguro de los artículos del hogar y ocultar las malas críticas mediante el uso de una variedad de nombres engañosos de empresas. Estoy agradecida con mi equipo de Protección al Consumidor por poner fin a estas prácticas escandalosas y responsabilizar a las empresas de mudanzas”.

Después de un juicio de una semana, la jueza de circuito Carol-Lisa Phillips en el condado de Broward encontró que los demandados estaban involucrados en muchas prácticas engañosas, incluidas las siguientes:

  • proporcionar una cotización mínima para luego aumentar el precio significativamente el día de la mudanza;
  • fijar fechas de entrega sin intención de entregar los bienes dentro de las fechas señaladas;
  • utilizar servicios de entrega de terceros a pesar de prometer a los consumidores que los propios empleados de la empresa realizarían toda la mudanza;
  • no proporcionar los servicios de carga y descarga prometidos;
  • emplear transportistas sin destrezas, inexpertos y sin capacitación;
  • hacer uso de camiones con caja alquilados y jornaleros en lugar de los camiones propios y los servicios profesionales prometidos;
  • engañar a los consumidores sobre la cobertura de seguros y el proceso de reclamos;
  • cortar o disminuir significativamente la comunicación con los consumidores después de que se pagara aproximadamente el 70 % del monto adeudado y la empresa Guzi, o un tercero, controlara la propiedad de un consumidor; y
  • usar una red de empresas interrelacionadas y números del Departamento de Transporte diseñados para ocultar las identidades de las empresas de Guzi.

La sentencia firme del tribunal contra los demandados envía un mensaje claro de que no se tolerará este tipo de mala conducta en la industria de mudanzas. La sentencia impone una prohibición permanente contra Guzi y las empresas afiliadas de participar en cualquier servicio relacionado con las mudanzas en Florida y otorga más de $21.7 millones en alivio monetario, incluidos más de $5 millones para la restitución al consumidor y $16:5 millones en multas por violaciones de la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales de Florida, la Ley de Mudanzas de Florida y la ley federal que rige las mudanzas interestatales.

Los demandados operaban usando nombres ficticios que comprenden, entre otros: Interstate Movers and Moving Group; Interstate Movers; Nationwide Movers System, Affordable Movers, Dispatch My Move; Moving Group System, USA Movers-Interstate Movers; United Moving & Relocation; Affordable Movers, Cross Country Movers, Long Distance Movers, Household Van Lines, Nationwide Movers-Long Distance Movers, Nationwide Moving Services-Long Distance Movers y Nationwide Moving Services.

Los fiscales litigantes de la oficina de la fiscal general Moody para este caso incluyen a las fiscales generales auxiliares Sasha Funk Granai, Ellen Lyons, Jennifer Pinder y Carol DeGraffenreidt. Las siguientes agencias ayudaron a la Oficina de la Fiscal General en este asunto: la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes, que regula los transportistas de bienes domésticos a nivel federal, el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida, que regula los movimientos dentro del estado, y la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales.

Para leer la orden de juicio y la sentencia firme, haga clic
aquí.