Attorney General Ashley Moody News Release
August 3, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody insta a la FTC a proteger a los consumidores de las ventas de opciones negativas y prácticas de telemarketing depredadoras

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody instó hoy a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) a brindar mejores protecciones a los consumidores contra las ventas de opciones negativas y las llamadas de telemarketing depredadoras. Para protegerse contra las llamadas de telemarketing, la fiscal general Moody le está solicitando a la FTC que elimine las exenciones de la regla de ventas de telemarketing (TSR, por sus siglas en inglés) para las llamadas de empresa a empresa y las llamadas entrantes. Cerrar los vacíos legales para los productos o servicios de opciones negativas fortalecerá la TSR y protegerá mejor a los consumidores.

El marketing de opciones negativas es cuando los vendedores interpretan el hecho de que un cliente no tomó una acción afirmativa, ya sea para rechazar una oferta o cancelar un acuerdo, como un consentimiento para que se le cobre los productos o servicios. Estas opciones negativas pueden presentar serios riesgos financieros para los consumidores si no se toman medidas para cancelar antes de un plazo determinado, aunque cancelar los productos o servicios siempre es mucho más complicado que incurrir en los cargos.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Se necesita más transparencia para proteger mejor a los consumidores de las renovaciones de contratos de opciones negativas y las prácticas de telemarketing depredadoras. Hago un llamado a la FTC para que revoque las exenciones federales relacionadas con las llamadas de telemarketing y brinde protecciones adicionales para los consumidores que compran productos y servicios de opción negativa”.

La TSR, instituida en 1995, ayuda a evitar que los vendedores telefónicos acosen, estafen o amenacen a las personas. Las enmiendas propuestas brindan protecciones no cubiertas anteriormente en la TSR, que incluyen:

  • requerir que los vendedores de opciones negativas y los vendedores telefónicos notifiquen a los consumidores y les den la oportunidad de cancelar antes de que se les facturen los productos de opciones negativas;
  • agregar requisitos adicionales de mantenimiento de registros para opciones de ventas negativas; y
  • eliminar la exención la TSR para llamadas telefónicas de empresa a empresa y llamadas entrantes.


En una carta enviada a la secretaria interina de la FTC, April Tabor, la fiscal general Moody, junto con otros 39 fiscales generales, solicitan la expansión de la TSR para cubrir las llamadas de empresa a empresa y entrantes, una modificación que tendría un efecto sustancial en estafas generalizadas de soporte técnico que a menudo se dirigen a los adultos mayores y para cubrir llamadas de empresa a empresa. Las estafas de soporte técnico pueden comenzar con una notificación emergente en la computadora que muestra que se requiere soporte técnico de inmediato e indica llamar a un número de ayuda, presionando a los consumidores para que se comuniquen con un centro de atención falso.

La TSR no se aplica a las llamadas telefónicas iniciadas por un cliente o donante en respuesta a un anuncio a través de cualquier medio, y se considera un vacío legal del que estos centro de atención fraudulentos se aprovechan. Las llamadas de empresa a empresa también están exentas de la TSR porque, en el pasado, los consumidores a menudo poseían números de teléfono separados para el hogar y el lugar de trabajo. Ahora con
aproximadamente el 97 % de los estadounidenses con teléfono celular, que muchos usan para trabajar, las llamadas de empresa a empresa rara vez son beneficiosas para las empresas y, en cambio, generan oportunidades para que los estafadores se dirijan directamente a los consumidores a través de esta exención de la regla.

Para leer la carta completa, haga clic
aquí.

La fiscal general Moody y los fiscales generales de los siguientes estados y territorios suscribieron la carta: Alaska, Arizona, California, Colorado, Connecticut, Delaware, el Distrito de Columbia, Georgia, Hawái, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Kentucky, Luisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Misisipi, Nebraska, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Vermont, Virginia, Washington y Wisconsin.