Attorney General Pam Bondi News Release
July 2, 2012
Media Contact: Jenn Meale
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La oficina de la Procuradora General Bondi llega a un acuerdo histórico en un caso de fraude en atención médica

TALLAHASSEE (Fla)- La Procuradora General, Pam Bondi, anunció hoy que Florida ha participado en el mayor acuerdo de la historia de EE. UU. en un caso de fraude en atención médica. GlaxoSmithKline debe pagarle a Florida $56 millones como parte de un acuerdo de pago por $3 mil millones en el que participan el gobierno federal, Florida y varios otros estados. El acuerdo resuelve imputaciones de que (GSK) ejercía las siguientes prácticas: mercadeo ilícito de ciertos medicamentos para usos que no estaban aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), afirmaciones falsas sobre la seguridad y la eficacia de ciertos medicamentos, oferta de retornos a profesionales médicos, pago insuficiente de reembolsos debidos a programas gubernamentales para varios medicamentos que paga Medicaid y otros programas de atención médica financiados por el gobierno federal.

"Mi oficina ha trabajado en colaboración con otras para llegar al mayor acuerdo de la historia de los Estados Unidos por fraude en atención médica. Estoy orgullosa de poder decir que este acuerdo obtiene compensación total para Florida por las prácticas desleales que engañaban a los consumidores y defraudaban al programa Medicaid", declaró la Procuradora General Pam Bondi.

El acuerdo se basa en cuatro acciones qui tam, o juicios iniciados a partir de denuncias internas, presentadas por particulares de conformidad con las leyes de reclamaciones falsas, y también se fundamenta en investigaciones realizadas por el gobierno federal. Un equipo de la Asociación Nacional de Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid trabajó en combinación con varias agencias federales para investigar este asunto y llevar a cabo las negociaciones del acuerdo con los acusados. La investigación civil de Florida estuvo a cargo del Complex Civil Enforcement Bureau (Servicio de causas civiles complejas) de la Procuradora General, que forma parte de la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid.

Concretamente, el gobierno sostuvo que GSK realizó las siguientes actividades:

· Mercadeo del antidepresivo Paxil para usos no aprobados por la FDA, como su administración a niños y adolescentes;

· Mercadeo del antidepresivo Wellbutrin para usos no aprobados, como para bajar de peso y tratar disfunciones sexuales, y en dosis superiores a las aprobadas;

· Mercadeo del medicamento para el asma, Advair, para usos no aprobados, incluido el tratamiento de primera línea para el asma;

· Mercadeo del anticonvulsivante Lamictal para usos no aprobados, incluido el síndrome bipolar, dolor neuropático, y varias otras enfermedades psiquiátricas;

· Mercadeo del antinauseoso Zofran para usos no aprobados, incluidas las náuseas del embarazo;

· Afirmaciones falsas respecto de la seguridad y eficacia de Paxil, Wellbutrin, Advair, Lamictal, Zofran, y el antidiabético Avandia;

· Ofrecimiento de retornos, como entretenimientos, dinero en efectivo, viajes y comidas, a profesionales de la atención médica para inducirlos a promocionar y recetar Paxil, Wellbutrin, Advair, Lamictan, Zofran, el medicamento para migrañas Imitrex, el medicamento para el síndrome de intestino irritable Lotronex, el antiasmático Flovent, y el medicamento para herpes y culebrilla Valtrex; y

· Entrega de datos de precios incorrectos para diversos medicamentos, lo cual les permitía pagar menores reembolsos debidos a Medicaid y a otros programas federales de atención médica.