Attorney General Pam Bondi News Release
December 15, 2016
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Procuradora general Bondi se une a acción legal antimonopólica multiestatal contra compañías farmacéuticas de genéricos

TALLAHASSEE, Fla.— La procuradora general Pam Bondi y otros 19 procuradores generales presentaron hoy una acción legal federal antimonopólica contra las compañías elaboradoras de medicamentos genéricos Heritage Pharmaceuticals, Inc., Auribindo Pharma USA, Inc., Citron Pharma, LLC, Mayne Pharma (USA), Inc., Mylan Pharmaceuticals, Inc. y Teva Pharmaceuticals USA, Inc. Las compañías farmacéuticas participaron, supuestamente, en numerosas asociaciones ilícitas, sin motivo, para restringir el comercio, inflar artificialmente los precios y manipularlos, y reducir la competencia para dos medicamentos en los Estados Unidos. Estos medicamentos son hiclato de doxiciclina de liberación prolongada, antibiótico, y gliburida, antidiabético oral.

"El medicamento genérico es una opción importante para los consumidores que necesitan atención médica y todo intento de distorsionar el precio de estos medicamentos perjudica a los consumidores", dijo la procuradora general Bondi. "La acción multiestatal que iniciamos hoy busca responsabilizar a estas compañías farmacéuticas y proteger el mercado."

En 2015, las ventas de genéricos en los EE. UU. se calcularon en $74.5 mil millones. En la actualidad, la industria farmacéutica de genéricos representa el 88 por ciento de todas las recetas que se extienden en los EE. UU.

La procuradora general Bondi y los otros procuradores estatales generales presentaron la acción protocolizada en el Tribunal Federal de Distrito en el distrito de Connecticut.

La investigación de los estados descubrió pruebas de una serie amplia, bien coordinada y de larga data de asociaciones ilícitas para fijar precios y asignar mercados para varios fármacos genéricos en los EE. UU. En la acción interpuesta hoy, los estados aducen que los principales ejecutivos de las compañías farmacéuticas y los ejecutivos subordinados en mercadeo y ventas concibieron y llevaron a cabo estas malas prácticas. En la demanda se aduce, además, que los demandados coordinaban los planes, de rutina, a través de la interacción directa con competidores en las ferias industriales, las conferencias de clientes y otros eventos, y también directamente a través del correo electrónico, llamadas telefónicas y mensajes de texto. Según la demanda, la conducta anticompetitiva, como los intentos de fijar y mantener precios, asignar mercados y boicotear la competencia, tuvo efectos significativos, perjudiciales y continuos en el sistema de atención médica de EE. UU.

Después de tomar conocimiento de la investigación, las compañías farmacéuticas, sabiendo que su conducta violaba la ley, hicieron intentos de evitar comunicarse entre ellas por escrito y eliminaron comunicaciones escritas. La supuesta conducta de las compañías viola la ley federal Sherman y diversas leyes antimonopólicas estatales. Para ocuparse de las violaciones a la ley y restaurar la competencia, los estados están pidiendo al juzgado que prohíba a las compañías farmacéuticas participar en conductas ilegales y anticompetitivas y solicitan una reparación justa, que incluya reparación financiera sustancial.

Además de Florida, los otros estados que participaron en la acción multiestatal son: Connecticut, Dakota del Norte, Delaware, Hawai, Iowa, Idaho, Kansas, Kentucky, Luisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nevada, Nueva York, Ohio, Pensilvania, Virginia y Washington.

Para ver la versión pública de la demanda, haga clic aquí.

Continúa en curso una investigación multiestatal de un posible complot de fabricantes de medicamentos genéricos en relación con el precio de varios otros genéricos.