Attorney General Pam Bondi News Release
April 4, 2013
Media Contact: Jenn Meale
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La Oficina de la procuradora general Bondi está aceptando reclamos de reembolsos a consumidores en acuerdo por chips de rendimiento de automotores

TALLAHASSEE, Fla. – La Oficina de la procuradora general Pam Bondi obtuvo $75,000 de indemnización al consumidor como resultado de un acuerdo con un distribuidor de chips de rendimiento de automóviles en relación con prácticas comerciales desleales. En el acuerdo se sostiene que SLR Motorsports, RS4 Performance, Surge Performance, y otras empresas operadas por Jacob James Alifraghis, vendieron más de mil dispositivos defectuosos a consumidores de toda la nación e hicieron promesas falsas de que los chips proporcionaban una mayor eficacia del consumo de combustible y un mejor rendimiento del automóvil. Además, se sostiene que las empresas ofrecían la garantía de reembolso total "sin preguntas" si los clientes no estaban satisfechos, pero no entregaron esos reintegros a cientos de clientes.
Más de 700 consumidores recibirán automáticamente un reembolso de la compañía. Entre ellos, están incluidos los clientes que presentaron una queja en la Oficina de la Procuradora General o en el Buró de Buenas Prácticas Comerciales y quienes devolvieron el producto a la casilla postal de la compañía pero nunca recibieron una respuesta. Los clientes que aún no presentaron una queja o una solicitud de reembolso y compraron un chip después del 1 de julio de 2009, pueden presentar un reclamo de reembolso enviando una solicitud y una prueba de compra a la División de Protección al Consumidor, Oficina de la Procuradora General, antes del 30 de abril de 2013.

"Hacer declaraciones falsas sobre los beneficios de un dispositivo y luego no cumplir la promesa de una garantía de reintegro constituyen dos violaciones de la Ley de Prácticas Comerciales Desleales de nuestro estado", expresó la procuradora general Pam Bondi. "Me complace saber que mi oficina y el Servicio de Inspección Postal de EE.UU. pueden proporcionar los reembolsos a los consumidores afectados".

Según el acuerdo, las empresas vendían lo que se promocionaba como "chips de rendimiento" para motores de automóviles. Numerosos sitios web anunciaban que los chips proporcionaban una mayor eficacia del consumo de combustible, una mejor potencia y otros beneficios. Las pruebas que realizó un ingeniero experto en automóviles revelaron que los chips no mejoraban la eficacia o el rendimiento y, además, que incluso podían dañar los motores y anular las garantías de los fabricantes de los automóviles. Los chips se vendían hasta en $79.95.

Los consumidores pueden enviar solicitudes de reembolso por escrito y la documentación de la compra a la siguiente dirección: Richard Schiffer, Office of the Attorney General, 3507 East Frontage Rd, #325, Tampa FL 33607. Para que las solicitudes de reembolso sean atendidas, se deben enviar a esta dirección hasta el 30 de abril de 2013, inclusive.

El acuerdo es la culminación de una investigación de la Oficina del Consumidor de la Procuradora General de Florida con la colaboración del Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos.