Attorney General Pam Bondi News Release
July 24, 2018
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Bondi y la Administración de Control de Drogas (DEA) cierran clínica de expendio ilícito de medicamentos

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Pam Bondi y la División Regional de la DEA hoy arrestaron a un médico y a dos administradoras de oficina por cargos relacionados con operar una clínica de expendio ilícito de medicamentos. Según una investigación larga encubierta, el Dr. Armando Falcon era el propietario y operaba Pain Center of Cutler Bay, una clínica para el tratamiento del dolor en Florida del Sur, como pantalla para vender de manera ilegal grandes cantidades de analgésicos recetados.

La investigación reveló que el Dr. Falcon se reunía con los pacientes por menos de dos minutos antes de hacerles las recetas médicas para aproximadamente 150 píldoras de oxicodona de 30 mg. El Dr. Falcon solo aceptaba pagos en efectivo, veía entre 20 y 25 pacientes por día y ganaba más de un millón de dólares por año de esta actividad ilegal. Según los registros del banco obtenidos durante la investigación, el Dr. Falcon usaba las ganancias de la clínica para comprar departamentos en la playa, barcos, autos y casas costosas.

Las autoridades también arrestaron a dos administradoras de oficina, Claudia Centeno y Reveka Karagianni, en relación con las ventas ilegales de medicamentos recetados. Según la investigación, Centeno y Karagianni imprimían las recetas por grandes cantidades de oxicodona por lo general antes de que el Dr. Falcon llegara al trabajo para acelerar el proceso.

Cada acusado enfrenta cargos de crimen organizado, conspiración para cometer un crimen organizado, tráfico de oxicodona, lavado de dinero, continuar con una empresa delictiva, y estructurar las transacciones para eludir la elaboración de informes.

Como parte de la investigación, la DEA realizó 16 visitas encubiertas a la clínica. El Departamento de Policía de Miami Dade colaboró con los arrestos y la investigación. La Oficina del Fiscal Estatal de Florida de la Procuradora General Bondi procesará a los acusados.