Attorney General Pam Bondi News Release
August 27, 2015
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Propietaria de centro de residencia asistida del condado de Lake arrestada por negligencia en relación con delitos sexuales

TALLAHASSEE, Fla.—La Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de la procuradora general Pam Bondi, el Departamento de Policía de Eustis y la Oficina del Sheriff del condado de Lake arrestaron a una mujer del mismo condado, Malaya Prado Maulion, de 41 años, porque supuestamente albergaba a un residente del sexo masculino con antecedentes conocidos de mala conducta sexual en un centro de residencia asistida que posee Maulion.

Según la investigación, como propietaria de Henderson House ALF, Maulion no protegió a los residentes vulnerables de un residente del sexo masculino que supuestamente cometió numerosos actos de toqueteo y manoseo durante varios meses. Al parecer, los empleados del centro informaron a Maulion de la conducta sexualmente inapropiada del residente, pero Maulion mantuvo al hombre en el establecimiento.

Maulion enfrenta siete cargos de delito grave de tercer grado por abuso, negligencia y explotación de personas ancianas y adultos discapacitados. Si se la declara culpable, enfrenta hasta 35 años de cárcel y multas por más de $35,000. La Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid (MFCU) de la procuradora general Bondi investigó el caso y la Oficina del fiscal estatal Brad King del Quinto Circuito Judicial procesará la causa.

El arresto del residente por parte del Departamento de Policía de Eustis, en abril de 2015, por abuso lascivo e indecente de un adulto anciano, se basó en la investigación de la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid.

La Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de la procuradora general Bondi investiga imputaciones de abuso, negligencia y explotación de pacientes en centros que reciben pagos del programa Medicaid. Además, la MFCU investiga y procesa a los proveedores implicados en casos de fraude que estafan intencionalmente al programa Medicaid del estado a través de prácticas fraudulentas de facturación. En esencia, el fraude contra Medicaid roba a los contribuyentes de Florida. De enero de 2011 a abril de 2015, la MFCU de la procuradora general Bondi obtuvo más de $495 millones en acuerdos y sentencias.