Attorney General Ashley Moody News Release
September 13, 2021
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody presenta escrito en apoyo de los demandantes en el caso de mandato de vacunación de la ciudad de Gainesville

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody hoy presentó un escrito en apoyo de los demandantes en el caso Darris Friend, et al. v. City of Gainesville. El escrito de la fiscal general Moody respalda una refutación de los empleados de la ciudad, incluidos los oficiales de policía, de los requisitos de vacunación de la ciudad para todos los empleados municipales. Destacando la escasez de oficiales de policía y la probabilidad de que los demandantes prevalezcan, la fiscal general Moody está solicitando que el tribunal otorgue ayuda de emergencia.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Buscar una vacuna es una decisión basada en el historial médico personal y las circunstancias individuales. Es una decisión que tomé a principios de este año después de consultarlo con mi familia y con profesionales médicos. Deseo que más floridanos elegibles busquen información sobre la vacuna y tomen una decisión deliberada e informada sobre su salud. Sin embargo, está mal que el gobierno obligue a nuestros primeros intervinientes a cumplir con eso. Me enorgullece apoyar al gobernador DeSantis en contra de esta extralimitación del gobierno local y en apoyo a nuestros agentes de las fuerzas de seguridad”.

El gobernador Ron DeSantis dijo: “Lo que estamos viendo en Washington DC y en los gobiernos locales como la ciudad de Gainesville y el condado de Orange debería alarmar a los floridanos, y plantea preguntas importantes como si, independientemente de la inmunidad, es posible obligar a personas como los bomberos, quienes arriesgan sus vidas todos los días, a vacunarse o de lo contrario perder sus trabajos ¿de qué manera eso protege a nuestra comunidad o nos mantiene más seguros? No lo hace. Este es un tema político: se trata de usar el poder del gobierno para controlar. Vamos a proteger estos trabajos, protegeremos los medios de subsistencia y protegeremos a las familias. Estos grandes mandatos gubernamentales eliminan el derecho de las personas a tomar la mejor decisión por sí mismas, pero vamos a proteger a los floridanos de la extralimitación del gobierno local y federal. Por eso firmé el SB 2006 en mayo, porque los floridanos, y no una entidad gubernamental, son responsables de hacerse cargo de su salud personal”.

La fiscal general Moody presentó el escrito hoy en el Tribunal del Octavo Circuito Judicial de Florida en el condado de Alachua. El informe describe la amenaza a la seguridad pública que podría crear el requisito de vacunas de la ciudad de Gainesville. La nación, incluida Florida, está experimentando escasez de personal policial. La escasez resultante podría conducir a tiempos de espera más largos, menor cantidad de delitos resueltos y una calidad de vida en general más baja en las áreas afectadas. El informe destaca los esfuerzos del estado de Florida para mitigar la escasez y cómo los requisitos de vacunas de la ciudad actúan en contra de esos esfuerzos.

El informe dice: “Pero a medida que el Estado busca garantizar una protección policial adecuada para sus ciudadanos, la ciudad de Gainesville está socavando esos esfuerzos, amenazando con despedir a los primeros intervinientes y otros empleados de la ciudad por la decisión profundamente personal de aplicarse la vacuna contra la COVID-19. Obligar a los agentes de policía a dejar sus puestos de trabajo va en contra de la seguridad pública y, por lo tanto, del interés público”.

La presentación continúa describiendo la probabilidad de que el demandante prevalezca dado que la política de la ciudad viola la Sección 381.00316 (2) F.S.S., que prohíbe a una entidad gubernamental exigir a una persona que proporcione documentación que certifique la recepción de una vacuna contra la COVID-19 para obtener acceso a las operaciones gubernamentales en Florida.

La fiscal general Moody le solicita al tribunal ayuda de emergencia para que la ciudad no requiera que todos los empleados de la ciudad se apliquen una vacuna contra la COVID-19. Para leer el escrito, haga clic
aquí.