Attorney General Pam Bondi News Release
November 3, 2015
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Contratista arrestado por fraude a Medicaid en más de $100,000 que provocó riesgos para la seguridad

TALLAHASSEE, Fla.— La Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de la procuradora general Pam Bondi y la Oficina del Sheriff del condado de Madison arrestaron hoy a un contratista general por defraudar al programa Medicaid en más de $100,000. Richard Lee Edwards, de 60 años, propietario de Richard Edwards Construction, Inc., facturó, supuestamente, por servicios de construcción sin tener licencia para proveerlos y sin obtener los permisos requeridos.

Según la investigación conjunta de la MFCU de la procuradora general Bondi y el Departamento de Regulación Comercial y Profesional de Florida, Edwards facturó de manera fraudulenta por la construcción de una rampa de acceso para discapacitados y modificaciones en los baños para personas ancianas y con discapacidades. A causa de las modificaciones que hizo Edwards, que violaron numerosos códigos de construcción, más de 20 casas en los condados de Gadsden, Leon y Taylor County resultaron dañadas y los residentes enfrentaron riesgos para su seguridad.

“Este individuo no solo violó numerosos códigos de construcción, sino que negligentemente puso en riesgo la salud de floridanos vulnerables”, dijo la procuradora general Bondi. "Aplaudo a mi Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid y al Departamento de Regulación Comercial y Profesional de Florida por su trabajo de investigación en colaboración para proteger a las personas y sus propiedades."

Según la investigación, Edwards construyó rampas de acceso que tenían las puntas de los tornillos sobresaliendo y postes que no estaban asegurados en el hormigón. Las modificaciones que hizo Edwards en los baños consistían, supuestamente, en retirar las bañeras existentes y reemplazarlas con duchas cuyo suelo esté nivelado con el resto del baño ("walk-in"), un trabajo que requiere que el contratista tenga la licencia en plomería que Edwards no tiene. Además, Edwards construyó escalones accesibles para personas sin discapacidades en duchas que se suponen que tienen que ser accesibles para minusválidos.

Edwards enfrenta un cargo de fraude como proveedor de Medicaid en más de $50,000, delito grave de primer grado. Si se lo declara culpable, Edwards enfrenta hasta 30 años de cárcel y más de $600,000 en multas y restitución. La Fiscalía Estatal del Segundo Distrito Judicial estará a cargo del procesamiento de esta causa.

La Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de la procuradora general Bondi investiga imputaciones de abuso, negligencia y explotación de pacientes en centros que reciben pagos del programa Medicaid. Además, la MFCU investiga y procesa a los proveedores implicados en casos de fraude que estafan intencionalmente al programa Medicaid del estado a través de prácticas fraudulentas de facturación. En esencia, el fraude contra Medicaid roba a los contribuyentes de Florida. De enero de 2011 a octubre de 2015, la MFCU de la procuradora general Bondi obtuvo más de $500 millones en acuerdos y sentencias.