Attorney General Ashley Moody News Release
April 23, 2020
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Moody busca ayuda para los propietarios de viviendas afectados por la COVID-19

TALLAHASSEE, Fla.—Como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, la procuradora general Ashley Moody y una coalición bipartidista de 34 procuradores generales enviaron cartas a la Agencia Federal de Financiamiento para la Vivienda (FHFA, por su sigla en inglés) y al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por su sigla en inglés) recomendando que se tomen ciertas medidas para ayudar a los propietarios de viviendas. En las cartas, la coalición elogia los esfuerzos federales recientes para suspender los desalojos y las ejecuciones hipotecarias y expresa su agradecimiento por la indulgencia adicional y el alivio ante las ejecuciones proporcionados por la Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security Act (Ley de Asistencia, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus, CARES, por su sigla en inglés). La ley de alivio por coronavirus, firmada por el presidente Donald J. Trump el 27 de marzo, proporciona protecciones para los propietarios de viviendas, cuyos préstamos estén respaldados por Fannie Mae y Freddie Mac u otras entidades federales.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Agradecemos las medidas federales tomadas hasta ahora, pero debe hacerse más para ayudar a los propietarios de viviendas que han perdido sus trabajos como consecuencia de esta crisis sanitaria. La COVID-19 les presentará a los propietarios de viviendas y a la industria de servicios hipotecarios desafíos sin precedentes. Las recomendaciones de nuestra coalición bipartidista ayudarán a millones de propietarios de viviendas estadounidenses a evitar la morosidad mientras que continuarán limitando cualquier efecto adverso potencial sobre la industria de servicios hipotecarios”.

Como parte de la Ley CARES, la FHFA y el HUD ya han adoptado procesos simplificados para los prestatarios afectados por la COVID-19 para entrar en los planes de indulgencia, que les permitan a los prestatarios detener los pagos hipotecarios por un período limitado. En la actualidad, una vez que el período de indulgencia finaliza, se les pide a los prestatarios que realicen inmediatamente los pagos faltantes en un pago único o que entren en una solución de mitigación de pérdida más permanente.

Debido a que una gran cantidad sin precedentes de prestatarios necesitarán ayuda prácticamente al mismo tiempo, las cartas recomiendan mover los pagos con indulgencia o faltantes al final del período del préstamo. Esto permitiría que haya un alivio inmediato para los propietarios de viviendas y reduciría la confusión y preocupación de los prestatarios mientras que, al mismo tiempo, limitaría la tensión sobre la industria de servicios hipotecarios.

Las cartas realizan tres recomendaciones:


1. La FHFA y el HUD deben publicar pautas que revisen sus programas de indulgencia para que los pagos con indulgencia se ubiquen de manera automática al final del período del préstamo;

2. La FHFA y el HUD deben ampliar la elegibilidad para los programas de alivio y mitigación de pérdida por desastres; y

3. La FHFA y el HUD deben clarificar que la moratoria para las ejecuciones hipotecarias y los desalojos se aplica a todos los aspectos del proceso de ejecución hipotecaria o desalojo. Esto incluye expedir las notificaciones previas a la ejecución hipotecaria y de aceleración del proceso, publicar cualquier notificación, presentar o proceder con las mociones más allá del mantenimiento, o tomar cualquier otra medida de ejecución hipotecaria o desalojo durante la moratoria.


La protección de la Ley CARES se aplica solo a las hipotecas con respaldo federal, las cuales conforman aproximadamente el 62 por ciento del mercado hipotecario. Los prestatarios que no estén cubiertos deben comunicarse con su administrador hipotecario para determinar si está ofreciendo algún alivio durante la pandemia.

Los procuradores generales de los siguientes estados y territorios se unieron a la procuradora general Moody en la firma de estas cartas:

California, Colorado, Connecticut, Delaware, Distrito de Columbia, Hawái, Idaho, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Montana, Nebraska, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oregón, Pennsylvania, Puerto Rico, Rhode Island, Dakota del Sur, Tennessee, Vermont, Virginia, Washington, West Virginia y Wisconsin.

Para acceder a las cartas, haga clic
aquí y aquí.

¿Es usted elegible para recibir alivio?

Si tiene una hipoteca con respaldo federal, tiene derecho a solicitar una
indulgencia de hasta 180 días si enfrenta dificultades financieras debido a la pandemia por coronavirus. También tiene derecho a solicitar una extensión de hasta otros 180 días.

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor ofrece una guía con opciones de alivio hipotecario por coronavirus
en su sitio web. Para determinar si es eligible para recibir un plan de indulgencia u otro tipo de asistencia:

  • Primero averigüe quién administra su hipoteca y si tiene una hipoteca con respaldo federal. Vea los consejos de CFPB o visite Fannie Mae o Freddie Mac’s look up tool.
  • Si no tiene una hipoteca elegible, su administrador hipotecario o la institución financiera tal vez esté ofreciendo alivio a los prestatarios. Llame a su administrador e infórmele su situación de manera inmediata. Consulte qué opciones de indulgencia o de consideración de dificultades pueden estar disponibles.
Recuerde que la indulgencia no elimina la deuda. En el futuro, aún deberá efectuar los pagos faltantes o reducidos.