Attorney General Ashley Moody News Release
February 28, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody y FTC desbaratan estafa de telemercadeo dirigida a titulares de tarjetas de crédito

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody y la Comisión Federal de Comercio (FTC) obtuvieron órdenes judiciales que prohíben de manera permanente a los operadores de una supuesta estafa de reducción de tasas de interés de tarjetas de crédito trabajar en la industria de alivio de deuda. Se supone que los demandados: Gino de Paz, Grace de Paz y Shabana Khublal, participaron en prácticas abusivas y engañosas que violan la Ley de la FTC, la Regla de Ventas de Telemercadeo y la Ley de Prácticas Comerciales Desleales y Engañosas de Florida al vender servicios de reducción de la tasa de interés de las tarjetas de crédito a los consumidores en todo Estados Unidos, incluidos los adultos mayores de Florida.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Estos estafadores atrajeron a las víctimas (consumidores en apuros financieros, junto con adultos mayores) para que se inscribieran en su plan de alivio de deuda. En lugar de recibir el alivio prometido, las víctimas se endeudaron aún más mientras los acusados ganaban millones. Ahora, trabajando con la FTC, impedimos que los demandados bombardearan a los consumidores en Florida con llamadas de telemercadeo engañosas que prometían ayuda financiera, y se verán obligados a pagar”.

El director de la Oficina de Protección al Consumidor de la FTC, Samuel Levine, dijo: “Los demandados en este caso se estaban aprovechando de los estadounidenses que se enfrentaban a una deuda cada vez mayor al prometerles de manera falsa que reducirían las tasas de interés de sus tarjetas de crédito de manera permanente. La FTC se enorgullece de asociarse con el Fiscal General de Florida para detener estas estafas”.

En una
demanda presentada en julio de 2020, la oficina de la fiscal general Moody y la FTC acusaron a los de Paz, Khublal y otros demandados de bombardear a los consumidores con llamadas de telemercadeo que prometían reducir las tasas de interés de las tarjetas de crédito de manera permanente y sustancial. Después de hacerse pasar por representantes o afiliados de las compañías de tarjetas de crédito de los consumidores, los demandados supuestamente afirmaron poder ahorrarles a los consumidores miles de dólares en intereses de tarjetas de crédito, lo que les permitiría pagar la deuda mucho más rápido.

Según la demanda, todas las afirmaciones eran falsas o carecían de fundamento. A lo sumo, los demandados a veces abrieron cuentas de tarjetas de crédito nuevas a tasas introductorias más bajas y transfirieron la deuda existente de los consumidores a las tarjetas nuevas. En lugar de producir los ahorros que los clientes esperaban, el servicio de los demandados supuestamente a menudo dejaba a las personas aún más endeudadas después de pagar tarifas iniciales de entre $995 y $4,995, así como tarifas sustanciales para transferir deudas existentes a tarjetas nuevas.

Según los términos de los acuerdos, se prohíbe permanentemente a los demandados publicitar o vender productos y servicios para el alivio de la deuda. Los demandados también tienen prohibido tergiversar hechos materiales en relación con cualquier producto o servicio. Las órdenes también prohíben afirmaciones sin fundamento y prácticas de pago prohibidas.

Las órdenes imponen un fallo monetario de más de $5.3 millones. Además de celebrar los acuerdos con los demandados en particular, el tribunal también dictó sentencias en rebeldía contra los demandados restantes en el caso: GDP Network LLC; G & G Success LLC, que también opera bajo la denominación comercial YF Solution LLC; y G & N Squared LLC.