Attorney General Pam Bondi News Release
November 15, 2017
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Bondi insta a la derogación de una ley federal para responsabilizar más a los fabricantes y distribuidores por la sobreoferta de opioides

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Pam Bondi se unió a otros 43 procuradores generales para enviar una carta de políticas de la Asociación Nacional de Procuradores Generales (NAAG) a los dirigentes congresistas instándolos a derogar una ley federal de 2016 para restablecer la facultad de la agencia de Administración para el Control de Drogas (DEA) de responsabilizar a los fabricantes y a los distribuidores de opioides.

“La crisis de opioides está afectando a las familias en todo el país y necesitamos todas las herramientas disponibles para luchar contra esta epidemia y salvar vidas. Para asegurar que la DEA pueda frenar la sobreoferta de opioides recetados peligrosos, el Congreso debe derogar la Ley para Garantizar el Acceso del Paciente y la Aplicación Efectiva de Drogas de 2016”, dijo la procuradora general Bondi.

Esta Ley para Garantizar el Acceso del Paciente y la Aplicación Efectiva de Drogas de 2016 limita en gran medida la capacidad de respuesta de la DEA ante la crisis de opioides. En 2016 más de dos millones de estadounidenses sufrían una adicción a opioides recetados o ilegales. Desde 2000, más de 300,000 estadounidenses murieron por sobredosis por el consumo de opioides.

Según la carta de la NAAG, la ley le quita a la DEA la facultad de librar una orden de suspensión inmediata contra un fabricante de drogas o distribuidor cuya conducta ilegal constituyera un peligro inmediato a la salud y a la seguridad públicas.

Florida es uno de los estados que lidera una investigación multiestatal sobre grandes fabricantes y distribuidores de opioides. Como parte de esta acción, la coalicion bipartidistas de 41 procuradores generales recientemente envió citaciones y exigieron recibir información adicional sobre prácticas potencialmente ilegales en la distribución, el marketing y la venta de opioides.

Para leer la carta que la NAAG envió a los dirigentes del congreso haga clic
aquí.