Attorney General Ashley Moody News Release
April 8, 2021
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Procuradora general Moody demanda a la Administración de Biden por mantener a la industria de cruceros de EE. UU. varada

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Ashley Moody presentó hoy una acción legal contra la administración de Biden y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. por la orden federal obsoleta de cierre de la industria de cruceros del país. Conforme la distribución de la vacuna contra la COVID-19 continúa aumentando a un ritmo acelerado bajo el liderazgo del gobernador Ron DeSantis, las aerolíneas, hoteles, restaurantes, parques temáticos y otras industrias turísticas ahora están abiertas con medidas de seguridad razonables. Sin embargo, la industria de cruceros permanece bajo una estricta orden federal de cierre, lo que daña la economía nacional, la industria de viajes y a los trabajadores de Florida

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Los cruceros son una parte vital de la industria turística de Florida al emplear a miles de personas e impulsar la economía de nuestro estado. Cada día que el gobierno federal mantiene a este gigante económico varado injustamente, nuestra economía sufre. El efecto dominó de este bloqueo federal equivocado tiene implicaciones de gran alcance para la industria de cruceros, el turismo internacional, las empresas que se beneficiarían de la afluencia de visitantes, la economía de nuestro estado y los miles de floridanos que trabajan en la industria.

“Pero lo que es incluso peor que el daño económico causado por esta extralimitación federal de mano dura es el precedente que está sentando la administración ansiosa por regular de Biden que señala y mantiene atracada injustamente a nuestra industria de cruceros basándose en datos obsoletos. Nuestro litigio busca poner fin a esta extralimitación federal y permitir que los floridanos regresen al trabajo y viajen de manera segura”.

El gobernador Ron DeSantis dijo: “Debemos permitir que nuestros cruceros y sus empleados regresen al trabajo y zarpen de manera segura. Para ser claros, ninguna ley federal autoriza a los CDC a imponer un cierre a nivel nacional de toda una industria de manera indefinida. Esta demanda es necesaria para proteger a los floridanos de la extralimitación del gobierno federal y del daño económico que le causa a nuestro estado".

En octubre de 2020, los CDC descubrieron expresamente que continuar con este bloqueo a nivel nacional era injustificable. Desde entonces, los CDC han continuado con el bloqueo de manera operativa y parece que, aunque las vacunas pronto estarán disponibles para todos los adultos en todo el país, el bloqueo federal continuará en el futuro previsible.

Según la denuncia de la procuradora general Moody, presentada el jueves ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Medio de Florida, los CDC no tienen la potestad para dictar cierres nacionales de industrias enteras durante un año y medio. La demanda de Florida también sostiene que las acciones de los CDC son arbitrarias y caprichosas y violan la Ley de Procedimiento Administrativo.

La demanda le solicita al tribunal que deje de lado las acciones de los CDC y los obligue a permitir que los cruceros operen con los protocolos de seguridad razonables que han tenido éxito en otros países que ahora operan cruceros. Según la demanda, si no hay intervención judicial, Florida perderá cientos de millones de dólares, o incluso miles de millones. Más importante aún, los aproximadamente 159,000 floridanos trabajadores cuyo sustento depende de la industria de cruceros podrían perderlo todo.

Para ver la demanda, haga clic aquí.