Attorney General Ashley Moody News Release
April 30, 2020
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Compañías médicas acuerdan pagar a Medicaid de Florida más de $500,000 para resolver acusaciones por la Ley de Reclamaciones Falsas

TALLAHASSEE, Fla.— La procuradora general Ashley Moody anunció hoy que Florida, junto a Colorado, Georgia, Carolina del Norte, Virginia y el gobierno federal han llegado a un acuerdo con Logan Laboratories LLC y Tampa Pain Relief Centers, Inc. para resolver las acusaciones de que las compañías facturaron a los programas de atención médica del gobierno por análisis médicos de laboratorio innecesarios. En virtud del acuerdo, Logan Labs, Tampa Pain, y los dos exejecutivos pagarán $535,449 por presentar, o causar la presentación de, reclamaciones falsas al programa Medicaid de Florida.

Logan Labs y Tampa Pain, ambas subsidiarias propiedad de Surgery Partners, Inc., tienen su sede en Tampa. Logan Labs es un laboratorio de toxicología que provee servicios de análisis de orina. Tampa Pain es un centro médico de tratamiento del dolor. Los dos exejecutivos implicados en el caso son Michael T. Doyle, ex CEO de Surgery Partners y Logan Labs, y Christopher Utz Toepke, expresidente del Grupo de Servicios Complementarios de Surgery Partners, con supervisión de Logan Labs, y un exvicepresidente de Tampa Pain.

El acuerdo resuelve las acusaciones de que, desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2017, los demandados elaboraron e implementaron una política y una práctica de indicar automáticamente pruebas de detección de fármacos o drogas en orina (UDT, de “urine drug testing”), tanto presuntas como definitivas, para todos los pacientes en cada visita, sin que ningún médico determinara individualmente que hubiera una necesidad médica para indicar la prueba para esos pacientes específicos. Las UDT presuntas son análisis que detectan la presencia de fármacos o drogas, y las UDT definitivas identifican las cantidades de esos fármacos o drogas en el organismo de un paciente. Según las imputaciones, las UDT presuntas, médicamente innecesarias, se practicaron en Tampa Pain y las UDT definitivas, médicamente innecesarias, se llevaron a cabo en Logan Labs. Tanto Logan Labs como Tampa Pain presentaron las reclamaciones falsas resultantes a los programas federales de atención médica para que les paguen con dólares de los contribuyentes.

Como condición del acuerdo, Logan Labs firmó un acuerdo de integridad y Tampa Pain un acuerdo de integridad corporativa con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos y la Oficina del Inspector General.

Las acusaciones se presentaron en acciones qui tam presentadas en los tribunales federales de distrito para el Distrito Medio de Florida y el Distrito Este de Pensilvania en virtud de la Ley federal de Reclamaciones Falsas, la Ley de Reclamaciones Falsas de Florida y diversas leyes estatales sobre reclamaciones falsas.