Attorney General Pam Bondi News Release
January 13, 2017
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Bondi anuncia acuerdo multimillonario con compañía farmacéutica irlandesa

TALLAHASSEE, Fla.— La procuradora general Pam Bondi se une al gobierno federal en un acuerdo multiestatal con Shire Pharmaceuticals LLC y otras subsidiarias de Shire plc, compañía farmacéutica multinacional con sede en Irlanda, y cuya sede para las operaciones en los Estados Unidos se encuentra en Lexington, Mass. En principio, en el acuerdo se resuelven imputaciones de que Shire y la compañía que adquirió en 2011, Advanced BioHealing, empleaban comisiones ilegales y otros métodos ilícitos para promover indebidamente un producto médico denominado Dermagraft. Es un sustituto de piel humana, producto de bioingeniería, aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos para el tratamiento de las úlceras del pie diabético.

El acuerdo resuelve imputaciones de que, entre 2007 y 2014, los agentes de venta de Dermagraft inducían, de manera ilegal, a las clínicas y médicos a usarlo con el pago de una remuneración. Estos pagos incluían cenas generosas, bebidas, entretenimiento y viajes; equipo y suministros médicos; pagos injustificados por supuestas conferencias y estudios de casos falsos; y efectivo, créditos y reembolsos. Según el gobierno federal, el acuerdo de EE. UU. con Shire representa la mayor recuperación en virtud de la Ley de Reclamaciones Falsas por parte de los Estados Unidos en un caso por comisiones ilegales que involucra un producto médico.

La ley federal contra las comisiones ilegales (Anti-Kickback Statute) prohíbe el pago de remuneraciones para inducir el uso de productos médicos cubiertos por Medicare, Medicaid y otros programas de atención médica financiados por el gobierno federal. En virtud de la ley de Reclamaciones Falsas, las reclamaciones presentadas que violan la ley Anti-Kickbak se consideran falsas o fraudulentas. Además, el acuerdo resuelve imputaciones de que Shire y ABH comercializaban ilegalmente Dermagraft para usos no aprobados por la FDA, tergiversaban para inflar el precio de Dermagraft y hacían que se codificara, verificara y certificara indebidamente las reclamaciones por Dermagraft y otros servicios relacionados.

Como parte del acuerdo, Shire pagará más de $350 millones al gobierno federal. Más de $14 millones de este pago van al programa Medicaid para resolver imputaciones de que la promoción y la comercialización indebidas de Dermagraft causaron reclamaciones falsas que se entregaron a programas de atención médica del gobierno federal. Los estados recibirán más de $6 millones por su participación en el programa Medicaid.

El acuerdo también resuelve imputaciones declaradas en las seis acciones qui tam iniciadas por denuncias internas en Juzgado Federal de Distrito del distrito medio de Florida. Dos de las acciones qui tam nombran a varios estados y incluyeron imputaciones de que Shire causó la presentación de reclamaciones falsas al programa Medicaid según la ley federal de Reclamaciones Falsas y varias leyes estatales sobre reclamaciones falsas.

Un equipo de la Asociación Nacional de Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid participó en la investigación y llevó a cabo las negociaciones para llegar a un acuerdo con Shire en representación de los estados. El equipo está formado por representantes de las Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid de Florida, Illinois, Ohio y Nueva York. Los estados coordinaron la investigación junto con el área de Litigios Comerciales de la División de Derecho Civil del Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal del Distrito Medio de Florida, el distrito de Columbia y el distrito oriental de Pennsylvania.