Attorney General Ashley Moody News Release
January 10, 2020
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Dos individuos arrestados por estafar a la ciudad de Pembroke Pines

TALLAHASSEE, Fla.—La Oficina del Fiscal Estatal (OSP, por sus siglas en inglés) de la procuradora general Ashley Moody, el Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida (FDLE, por sus siglas en inglés) y la Oficina del Inspector General de Broward hoy anunciaron los arrestos de dos individuos por su participación en la estafa a la ciudad de Pembroke Pines por más de $700,000 en servicios de protección de la seguridad. Los agentes del FDLE trabajando junto con la OSP arrestaron a Ololade Shokunbi y Oluwatoyin Laditan en el condado de Miami-Dade por asociación ilícita para defraudar. Ambos están acusados de defraudar a Pembroke Pines usando el contrato municipal con Bayus Security Services, Inc, y Bayus Security Protection, Inc., ahora compañías desparecidas, para proporcionar servicios de seguridad en varias propiedades del municipio. Un tercer acusado, Olalekan Shokunbi, continúa prófugo.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Los contribuyentes esperan que sus ciudades gasten el dinero obtenido con mucho trabajo en bienes y servicios que ayuden al público. En este caso, los residentes de Pembroke Pines creyeron que Bayus los mantenía seguros y a salvo mientras se encontraban en la propiedad del municipio. Sin embargo, estos operadores hicieron que el público estuviera menos seguro al usar guardias de seguridad sin licencia, desarmados o directamente no usar guardias. La protección de los ciudadanos es un principio importante de mi administración y lucharemos para garantizar que estos delincuentes se enfrenten ante la justicia”.

El comisionado del FDLE, Rick Swearingen, dijo: “Estos sospechosos estafaron a los ciudadanos de Pembroke Pines. Agradezco la colaboración entre el FDLE, la oficina de la Oficina del Fiscal Estatal de la PG Moody y la Oficina del Inspector General de Broward para garantizar que no se estafe a los contribuyentes para sacarles su dinero”.

Según la investigación, entre octubre de 2012 y junio de 2017, Olalekan Shokunbi y Ololade Shokunbi, los propietarios de Bayus Security Protection, con la ayuda de Oluwatoyin Laditan, el gerente de operaciones de Bayus Security Protection, le facturaron a la ciudad de manera fraudulenta más de $700,000 por servicios que nunca se proporcionaron.

La maniobra incluía la facturación por oficiales de seguridad armados y desarmados cuando los individuos, cuyos nombres aparecían en las facturas, no tenían licencia para ser oficiales de seguridad, o, si la tenían, no tenían licencia para portar armas. También incluía la facturación por servicios de seguridad, cuando los registros de Bayus reflejaban que no había nadie en el puesto; por los servicios del mismo oficial de seguridad en varios lugares al mismo tiempo y por servicios proporcionados por personas que no existían.

La fiscal de estado adjunta de la procuradora general Moody, Priscilla Prado, procesará el caso.