Attorney General Pam Bondi News Release
August 21, 2014
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Los floridanos recibirán más de $1 mil millones como alivio bajo el Acuerdo Nacional con el Bank of America

TALLAHASSEE, Fla.—El Departamento de Justicia celebró un acuerdo con el Bank of America por el cual éste proveerá alrededor de 17,000 a los floridanos superior a $1 mil millones como alivio. Los floridanos elegibles recibirán reducción del capital en el primer y segundo gravamen, condonación del préstamo y otro tipo de alivio. La cantidad total de alivio para los consumidores del acuerdo a nivel nacional es de $7 mil millones y la parte correspondiente a Florida equivale a un séptimo de ese total.

"Nuestra oficina trabajó junto al Bank of America para asegurarse de que los propietarios de Florida reciban un trato justo en cualquier acuerdo y me complace que los floridanos reciban un séptimo del total del alivio para los consumidores. Como resultado del acuerdo del Departamento de Justicia con el Bank of America, se espera que Florida reciba un poco más de $1 mil millones en alivio para los propietarios, lo que beneficiará a alrededor de 17,000 propietarios de Florida”, expresó la Procuradora General Pam Bondi.

“Agradecemos mucho su inmensa inversión de tiempo dedicado por usted y por su equipo a entablar discusiones con el banco relacionadas a los tipos y a la cantidad de alivio al consumidor que se le entregará a los residentes de Florida como parte de cualquier acuerdo con el Departamento de Justicia de los EE. UU.”, expresó Jana J. Litsey, subdirectora general de asesoría jurídica del Bank of America, en una carta a la Procuradora General Bondi.

El acuerdo federal aborda los abusos principalmente de parte de Countrywide y Merrill Lynch, los cuales contribuyeron significativamente con la crisis hipotecaria. Estas empresas titulizaron préstamos hipotecarios residenciales que se habían obtenido sin asegurar que los prestatarios pudieran afrontar económicamente las hipotecas. Después se las vendieron a inversores como títulos con garantía hipotecaria residencial sin dar a conocer el riesgo significativo de que los prestatarios que tenían las hipotecas no podían mantenerse al día con sus préstamos porque muchos de los prestamos habían sido escritos sin una revisión adecuada como para asegurarse de que los prestatarios pudieran afrontar esos préstamos. Bank of America adquirió Countrywide y Merrill Lynch poco antes de la crisis financiera que tuvo como resultado una cesación de pagos sin precedente de los préstamos hipotecarios residenciales desacertados vendidos a los inversores en todo el país.