Attorney General Pam Bondi News Release
November 23, 2015
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Millennium Health acuerda pagar $256 millones por pruebas de detección de drogas y análisis genéticos innecesarios y por remuneración ilegal a médicos

TALLAHASSEE, Fla.— La procuradora general Pam Bondi, otros 48 procuradores generales y el distrito de Columbia, anunciaron hoy un acuerdo, por un total de $256 millones, con Millennium Health, ex Millennium Laboratories, para resolver supuestas violaciones de la Ley de Reclamaciones Falsas. Millennium facturó supuestamente a Medicare, Medicaid y otros programas federales de atención médica por pruebas de detección de drogas en orina y exámenes genéticos, y por proveer artículos gratuitos a los médicos que aceptaban referir costosos análisis de laboratorio a Millennium., Con sede central en San Diego, Millennium es uno de los laboratorios más grandes de Estados Unidos dedicados a la detección de drogas en orina que opera en todo el país.

En el marco de los acuerdos, Millennium acordó a pagar $227 millones para resolver imputaciones por facturar a programas federales de atención médica por pruebas de detección de drogas en orina que eran excesivas e innecesarias desde el 1 de enero de 2008 hasta el 20 de mayo de 2015. Los estados alegaron que Millennium hacía que los médicos pidieran cantidades excesivas de pruebas de detección de drogas en orina, en parte a través de la promoción de perfiles específicos, en lugar de evaluar las necesidades individuales de los pacientes. Esta práctica violó las normas de los programas federales de atención médica que limitan el pago a los servicios que son razonables y médicamente necesarios.

Los estados también alegaron que la provisión de Millennium a los médicos de los envases gratuitos para pruebas de detección de drogas en orina en los lugares de atención médica —con la condición expresa en el acuerdo con los médicos de devolver las muestras de orina a Millennium para que se hagan análisis adicionales por un valor de cientos de dólares — era una violación a la Ley Stark y a la Ley "AntiKickback" (contra las comisiones ilegales). Las leyes Stark y Anti-Kickback prohíben, en general, a los laboratorios dar nada de valor a los médicos a cambio de que les refieran los análisis.

Millennium también aceptó pagar $10 millones para resolver imputaciones de que entregaba reclamaciones falsas a los programas federales de atención médica desde el 1 de enero de 2012 hasta el 20 de mayo de 2015, inclusive, por análisis genéticos que se realizaban de rutina y sin una evaluación individualizada de la necesidad.

En relación con los acuerdos en virtud de la Ley de Reclamaciones Falsas, Millennium celebró un acuerdo de integridad empresarial con el Departamento de Salud y Servicios Humanos-Oficina del Inspector General. Además, Millennium pagará $19.2 millones a los Centros para los Servicios de Medicare y Medicaid para resolver ciertas acciones administrativas en relación con las prácticas de facturación de Millennium de las pruebas de detección de drogas en orina.

Un equipo que representa la Asociación Nacional de Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid, dirigido por la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de Florida, llevó a cabo las negociaciones para llegar a un acuerdo con Millennium Health en representación de los estados. El equipo también contó con las Unidades de Control de Fraudes contra Medicaid de Georgia, Nueva York, Carolina del Norte y Washington. Los estados coordinaron la investigación junto con el área de Litigios Comerciales de la División de Derecho Civil del Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal del distrito de Massachussetts.

Para leer el acuerdo, haga clic aquí y aquí.