Attorney General Pam Bondi News Release
October 6, 2016
Contact: Whitney Ray
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Bondi obtiene millones para los consumidores de Florida y los integrantes de las fuerzas armadas

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Pam Bondi, junto a otros 49 procuradores generales, anunciaron un acuerdo con la compañía minorista USA Discounters, que también opera como USA Living y Fletcher’s Jewelers, para resolver las imputaciones contra la compañía sobre prácticas comerciales engañosas. Más de $4 millones obtenidos como restitución serán para los consumidores de Florida. Se espera que este acuerdo alcance a casi 3,000 floridanos.

USA Discounters vendía productos para los consumidores, incluso electrodomésticos, computadoras, muebles, joyas, teléfonos inteligentes, televisores y otros bienes de consumo principalmente con crédito. La compañía normalmente dirigía sus campañas de publicidad a los empleados de las fuerzas armadas y gubernamentales, y a sus familias, aduciendo que nunca se les negaría el crédito para los bienes de consumo que se compraran en la compañía.

“Este acuerdo multiestatal obtiene millones de dólares en restitución para los consumidores, incluso para nuestros miembros de las fuerzas armadas en Florida y en todo el país”, dijo la procuradora general Bondi. “Gracias a los esfuerzos conjuntos de mi oficina y otros 49 procuradores generales, los consumidores de las fuerzas armadas están más protegidos”.

La demanda alega que USA Discounters vendió bienes domésticos sobrevaluados a tasas de interés altas, a menudo a través del sistema de asignación militar para garantizar el pago. La demanda también alega que USA Discounters participó en prácticas de cobro de deudas abusivas y otras prácticas comerciales engañosas, falsas y desleales al comunicarse, de manera insistente, con la cadena de mando de los miembros y, en algunos casos, esto causó que los miembros de los servicios perdieran sus autorizaciones de seguridad y que descendieran en sus categorías profesionales. Además, sin importar la ubicación del integrante de las fuerzas armadas, su estado de despliegue o residencia, se cree que USA Discounters solo presentaba sus demandas de cobro de deuda en unas pocas jurisdicciones de Virginia. Según la demanda, las prácticas ilegales de USA Discounters se lograban a través de representaciones falsas y omisiones en la publicidad, así como, durante los procesos de creación del préstamo y de cobro de la deuda.

Antes de declarar la bancarrota, USA Discounters cerró sus tiendas en el verano de 2015.

Como parte del acuerdo, USA Discounters accedió a brindar alivio a algunos clientes antiguos y actuales. El valor total estimado para los consumidores por estas medidas de restitución asciende a más de $95 millones, beneficiando principalmente a los miembros de las fuerzas armadas.

USA Discounters accedió a lo siguiente:

        · Cancelar todas las cuentas con balances para los clientes, cuyos contratos tuvieran fecha de 1 de junio de 2012 o anterior, y corregir los comentarios negativos realizados por la compañía en los informes de crédito de esos consumidores. Esto asciende a un total de más de $70 millones;

        · Adjudicar un crédito de $100 a todas las cuentas, cuyos contratos tuvieran fecha posterior al 1 de junio de 2012 que no se extinguieron por quiebra, y corregir los comentarios negativos realizados por la compañía en los informes de crédito de esos consumidores. Esto asciende a un total de más de $2.5 millones;

        · Cancelar todos los fallos que no se obtuvieron en el estado correcto y corregir los comentarios negativos realizados por la compañía en los informes de crédito de esos consumidores. Esto asciende a un total de más de $20 millones;

        · Acreditar todos los fallos obtenidos en el estado correcto contra los miembros de las fuerzas armadas con un crédito igual al 50 por ciento del valor del fallo original. Esto asciende a un total de más de $700,000; y

        · Pagar una multa de $40 millones a los estados. Esta multa de $40 millones se subordinará a todas las demandas garantizadas, administrativas, de prioridad y no garantizadas permitidas en la causa de bancarrota.

El acuerdo se centra en particular en los fallos obtenidos en un estado distinto al de donde reside el deudor, que afectaron más duramente a los miembros de las fuerzas armadas. Los integrantes de las fuerzas armadas por lo general no podían viajar a otros estados para defenderse en los tribunales mientras estaban desplegados en otros estados o en el exterior.

Para acceder al acuerdo, haga clic aquí.