Attorney General Ashley Moody News Release
July 18, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody insta al presidente Biden a clasificar el fentanilo ilícito como arma de destrucción masiva

TALLAHASSEE, Fla.—Luego de dos incidentes de sobredosis masivas en una semana en dos condados de Florida y el aumento meteórico de muertes relacionadas con el fentanilo en todo el país, la fiscal general Ashley Moody exhorta al presidente Joe Biden a que clasifique el fentanilo ilícito como arma de destrucción masiva (WMD, por sus siglas en inglés). El jueves pasado, en Tampa, la policía acudió a una tienda de conveniencia donde se encontró a siete personas inconscientes después de haber consumido drogas mezcladas con fentanilo y un tranquilizante veterinario. Durante el fin de semana reciente del 4 de julio en el condado de Gadsden, al menos 19 personas sufrieron una sobredosis de fentanilo. En marzo, cinco cadetes de West Point sufrieron una sobredosis de cocaína mezclada con fentanilo durante las vacaciones de primavera en Wilton Manors, exponiendo a un socorrista que también sufrió una sobredosis al intentar reanimar a los cadetes. Según los informes, más de 75,000 estadounidenses murieron a causa de una sobredosis de opioides durante el período de 12 meses que finalizó en abril de 2021, principalmente por opioides sintéticos como el fentanilo.

La fiscal general Moody envió hoy una carta al presidente Biden exigiendo que tome medidas inmediatas para detener la crisis del fentanilo que mata a cientos de estadounidenses todos los días. La carta le ordena al presidente que clasifique el fentanilo como WMD, lo que permite y requiere que más partes del gobierno federal coordinen una respuesta uniforme al fentanilo ilícito, incluido el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), la Administración de Control de Drogas (DEA) y el Departamento de Defensa (DOD, por sus siglas en inglés).

La fiscal general Ashley Moody dijo: “La patrulla fronteriza ha incautado suficiente fentanilo para matar a toda la población estadounidense muchas veces. Considerando eso, y los recientes eventos de sobredosis masiva en los condados de Hillsborough y Gadsden, le exijo al presidente Biden que clasifique el fentanilo ilícito como arma de destrucción masiva. El gobierno federal ya trabaja para desbaratar las cadenas de suministro de otras armas químicas, biológicas, radiológicas o nucleares—no es difícil imaginar que se podrían usar tácticas similares para reducir el flujo de fentanilo ilícito hacia los EE. UU. a través de carteles en México—y salvar innumerables vidas estadounidenses”.

Según el
DHS, un WMD es un dispositivo nuclear, radiológico, químico, biológico o de otro tipo que está destinado a dañar a un gran número de personas. En 2018, la Dirección de Armas de Destrucción Masiva del Buró Federal de Investigaciones evaluó que “es muy probable que el fentanilo sea una opción viable para un ataque con armas químicas”.

En 2019, el DHS consideró la designación. Un
memo de James McDonnell, entonces subsecretario de la Oficina de Lucha contra las Armas de Destrucción Masiva del DHS, afirma que la "alta toxicidad y la creciente disponibilidad de la droga son atractivas para los actores de amenazas que buscan materiales no convencionales para un ataque con armas químicas". Según el memorando, el DOD también propuso que el fentanilo recibiera una designación de WMD.

El fentanilo es un opioide sintético muy letal. Tan solo 2 miligramos pueden ser letales. Es el
asesino número uno de adultos entre 18-45 años. Las muertes relacionadas con el fentanilo entre adolescentes aumentó un 168 % en 2020, con 680 muertes en todo el país: el año pasado, el 77 % de todas las muertes por sobredosis de adolescentes involucraron fentanilo. Muchas de estas muertes pueden atribuirse al uso de píldoras recetadas falsificadas mezcladas con fentanilo, provenientes de los cárteles mexicanos de la droga. Se calcula que al menos un tercio de las píldoras fabricadas ilícitamente están contaminadas con fentanilo, y los usuarios a menudo no tienen idea de que están ingiriendo la sustancia letal.

Para leer la carta completa, haga clic
aquí.

La fiscal general Moody recientemente lanzó el kit de herramientas con
Datos rápidos sobre el fentanilo, un recurso informativo para padres para ayudar a proteger a los niños y niñas de los traficantes de drogas digitales en línea. El kit de herramientas destaca cómo los traficantes de drogas utilizan las redes sociales para vender sustancias ilícitas y advierte que esas sustancias pueden contener cantidades letales de opioides sintéticos.

Para descargar el kit de herramientas
Datos rápidos sobre el fentanilo en inglés, haga clic aquí.

Para descargar el kit de herramientas
Datos rápidos sobre el fentanilo en español, haga clic aquí.