Attorney General Pam Bondi News Release
June 12, 2014
Media Contact: Jenn Meale
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Oficina de la procuradora general Pam Bondi presenta cargos en la investigación “Fake Bling Cha-Ching”

TALLAHASSEE, Fla. – La Oficina del Fiscal Estatal de la procuradora general Bondi presentó cargos ayer contra Brian George Jenkins (56) por robos con la técnica de "señuelo y cambio" en los condados de Brevard, Broward, Lee y Sarasota. Según la investigación denominada “Fake Bling Cha-Ching” ("Clin caja con joyas falsas"), Jenkins usaba tarjetas falsas de identificación y se presentaba con cadenas de oro auténtico y monedas de Medio Oriente en casas de empeño para que las examinaran y negociaran. Una vez realizadas las negociaciones, al parecer, Jenkins cambiaba las joyas de oro auténtico por réplicas de oro falso, entregando joyas falsificadas. Las casas de empeños sufrieron pérdidas monetarias por un total de más de $75,000.

"Agradezco a cada una de las agencias policiales que colaboraron en este caso", dijo la procuradora general Pam Bondi. "Mi Oficina del Fiscal Estatal procesará al Sr. Jenkins por esquema organizado para para cometer fraude".

“Jenkins estafó a pequeños comercios en más de $75,000 antes de ser arrestado”, dijo el comisionado del Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida, Gerald Bailey. "Gran trabajo de una colaboración de cumplimiento de la ley".

Debido a la naturaleza amplia de este caso que abarca varios circuitos, el Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida condujo esta investigación en colaboración estrecha con la Fiscalía de Estado del 20.° Circuito Judicial y las siguientes agencias de policía: el Departamento de Policía de Ft. Myers, el Departamento de Policía de Hallandale Beach, el Departamento de Policía de Melbourne y la Oficina del Sheriff del condado de Sarasota. Originalmente, Jenkins huyó de la jurisdicción después de su arresto en 2011 y lo volvieron a detener en 2013, cuando quedó arrestado sin fianza. Se ha acusado a Jenkins de un delito grave de primer grado, y puede recibir hasta 30 años de cárcel.

El procesamiento de esta causa estará a cargo de la Oficina del Fiscal Estatal.