Attorney General Ashley Moody News Release
September 15, 2022
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody lidera iniciativa bipartidista para pedirle al presidente Biden que declare al fentanilo como arma de destrucción masiva

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody y el fiscal general de Connecticut, William Tong, lideran un esfuerzo bipartidista multiestatal de 18 fiscales generales que instan al presidente Biden a clasificar al fentanilo ilícito como un arma de destrucción masiva (ADM). La droga se está cobrando un número récord de vidas en todo el país y continúa circulando libremente a través de la frontera suroeste. Tan solo en julio, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU (CBP, por sus siglas en inglés) incautó 2,100 libras de la sustancia, suficiente para matar a casi 500 millones de estadounidenses. Debido a la prevalencia y el bajo costo de producción, existe la preocupación de que un mal actor pueda usar el fentanilo como un arma. Ayer, la fiscal general Moody mantuvo una sesión informativa con exfuncionarios federales de drogas, Families Against Fentanyl y líderes policiales para discutir la creciente amenaza que representa la droga ilícita.

Para ver los comentarios de la fiscal general Moody después de la sesión informativa de seguridad, haga clic
aquí.

La fiscal general Ashley Moody dijo: “Primero le pedí al presidente Biden que tomara medidas rápidas en julio y llamara al fentanilo por lo que es: un arma de destrucción masiva. En la actualidad, lidero una coalición bipartidista de 18 fiscales generales que exigen que el presidente tome medidas ahora, declare que el fentanilo es un ADM y se una a nosotros en nuestra lucha para evitar que la muerte y la destrucción causadas por esta sustancia altamente letal empeoren aún más”.

La fiscal general Moody, junto con otros 17 fiscales generales, le escribieron hoy al presidente Biden para exponer las crecientes preocupaciones sobre la amenaza que representa el fentanilo e instar al presidente a clasificar la sustancia altamente letal como ADM. La acción propuesta requeriría que el Departamento de Seguridad Nacional y la Administración para el Control de Drogas (DEA) coordinen una respuesta con otras agencias, incluido el Departamento de Defensa, en lugar de que el gobierno federal solo trate la sustancia como un problema de control de narcóticos.

El fentanilo es un opioide sintético muy letal. Tan solo 2 miligramos pueden ser mortales Más de
75,000 estadounidenses murieron a causa de una sobredosis de opioides sintéticos, principalmente fentanilo, en el período de 12 meses que terminó en febrero de 2022. La sustancia es tan tóxica que presenta serios riesgos frente a la exposición. Durante un evento de sobredosis masiva en marzo en el que participaron varios cadetes de West Point en el sur de Florida, dos de los siete hospitalizados por ese incidente sufrieron los efectos nocivos de la droga simplemente al realizar RCP en otras personas que intencionalmente usaron drogas ilícitas.

El número histórico de muertes por sobredosis de fentanilo ilícito demuestra que, si bien la CBP informa que interceptó cantidades récord de la sustancia, todavía ingresan grandes cantidades a Estados Unidos. La cantidad de fentanilo incautada desde febrero pasado podría matar a todos los hombres, mujeres y niños en el país más de
11 veces: lo que genera preocupaciones sobre la posibilidad de que el opioide sintético se almacene en distintos lugares de todo el país.

Suscriben la carta junto a la fiscal general Moody y al fiscal general Tong los fiscales generales de los siguientes estados y territorios: Arkansas, Guam, Indiana, Kansas, Kentucky, Montana, Nebraska, Nevada, New Hampshire, Nuevo México, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Virginia y Virginia Occidental.

Para leer la carta completa, haga clic
aquí.

La fiscal general Moody le pidió por primera vez al presidente que tomara esta medida en julio. Para obtener más información sobre la acción anterior que exige que el presidente Biden responda a las amenazas que plantea el fentanilo, haga clic
aquí.

La fiscal general Moody también alienta a los floridanos a estar atentos a actividades sospechosas. Si ve algo que parece fuera de lugar o irregular, llame al Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida al 1(855) FLA-SAFE, o al 911 en caso de emergencia.