Attorney General Ashley Moody News Release
September 16, 2021
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Fiscal general Moody le exige al presidente Biden que elimine el mandato de vacunación o de lo contrario se enfrente una acción legal

TALLAHASSEE, Fla.—La fiscal general Ashley Moody y otros 23 fiscales generales hoy le advirtieron al presidente Joe Biden sobre un posible litigio en torno al mandato de vacunación por la COVID-19 propuesto. Los estados están preparados para presentar una demanda luego de la implementación del mandato planificado sobre los empleados del sector privado para recibir una inyección contra la COVID-19 y someterse a pruebas semanales para evitar ser despedidos. La coalición de fiscales generales describió las preocupaciones legales y políticas sobre el mandato, que se llevará a cabo a través de un estatuto temporal de emergencia de la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional (Ley OSH).

La fiscal general Ashley Moody dijo: «El presidente Biden una vez más está actuando más allá de su potestad. El gobierno federal no puede imponer mandatos de vacunación radicales, y esta toma de poder opresiva sin precedentes es ilegal. La Constitución les encomienda a los Estados velar por la seguridad y salud de nuestros ciudadanos y protegerla. Siempre lucharé para proteger los intereses de nuestro gran estado, y si el presidente no abandona este mandato, emprenderemos acciones legales para defender el estado de derecho».

La historia ha demostrado que la rama judicial es muy escéptica del uso de las normas temporales de emergencia de OSHA debido a preocupaciones sobre el federalismo y la separación de poderes. Además, los fiscales generales expresan su preocupación por la expansión de una agencia reguladora federal y la percepción pública de la constitucionalidad de la orden.

La coalición de fiscales generales va más allá de los argumentos legales para abordar consideraciones de política práctica de una orden tan radical. Lo más preocupante es el potencial que tiene de expulsar a las personas de la fuerza laboral, en particular a los trabajadores de la salud, quienes son los más necesarios para luchar contra la pandemia en este preciso momento. Además, este mandato ignora a las decenas de millones de estadounidenses con inmunidad natural y generará más escepticismo sobre las vacunas.

Por último, y tal vez de mayor importancia, los fiscales generales señalan que hay alternativas a una orden amplia a nivel nacional. La carta dice: «Los riesgos de propagación de la COVID-19 también varían ampliamente según la naturaleza de la empresa en cuestión, muchas de las cuales pueden hacer, por ejemplo, que sus empleados trabajen de forma remota. El enfoque único para casi todos que ha decretado deja en claro que tiene la intención de usar el estatuto de OSHA como pretexto para imponer una medida de salud pública controvertida y sin precedentes a nivel nacional que solo incidentalmente afecta al lugar de trabajo.

Florida firmó la carta hoy junto con los fiscales generales de Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Misuri, Montana, Nebraska, New Hampshire, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Texas, Utah, Virginia Occidental y Wyoming.

Para acceder a la carta, haga clic
aquí.